Archive | septiembre, 2014

ADOPCION JUDICIAL o ADOPCION REGULAR

13 Sep

Desde hace muchos años la adopción Judicial (Adopción de menores de edad por excepción), ha sido el medio de muchas parejas o madres monoparentales en el Perú, para poder concretar la tenencia del hijo deseado, un país donde la brecha social ha sido una constante tan habitual, que muchas madres de pocos recursos ante la deliberante situación de pensar que es lo mejor para sus recién nacidos vástagos, decidieron entregarlos voluntariamente a conocidos o desconocidos, bajo la presión de la inminente pobreza, pensando que les ira mejor ya que podrán obtener un futuro prometedor.

La figura que se conoce para este tipo de adopciones se llama “Proahijamiento”, donde algunas familias brindan un hogar a un niño cuya madre o padre no volvieron a ver jamás. . Este tipo de situaciones son más recurrentes en las provincias, cuando una muchacha que trabaja en las labores del hogar se embaraza o tiene un hijo que no puede atender lo deja con la familia que le acoge, y este niño crece como un miembro más. En estos casos los padres adoptivos tampoco son acreditados con el certificado de idoneidad.

Pero quienes controlan y velan por la integridad de estos menores?; el ministerio de la mujer cumple con su labor de seguimiento de los casos que les son comunicados, y de los que no, que pasa?, ya que sigue siendo una práctica común en la adopción nacional en el Perú.

Noticias relacionadas:

Evalúan medidas para frenar malas prácticas de jueces en adopción de menores

Un corto que los jueces del Perú deberían meditar

LOS HIJOS SOLO SON PRESTADOS

1 Sep

Siempre que he hablado con diferentes madres, hemos llegado a la conclusión de que los hijos solo son prestados, y que la vida nos brindó la oportunidad de poder criarlos para poder volcar lo mejor de nosotros.

Pero una madre me dio una lección de vida hace unos días, a pesar de que se encontrara en el peor momento para manifestármelo, me dijo: – Dios te ha encomendado la misión de ejercer como madre, para criar a sus hijos, ya que solo son prestados; por lo que deberás esforzarte el doble, sembrando las mejores semillas en sus corazones (los consejos), utilizando el agua más pura a lo largo de su vida (la verdad), y cuidando cada una de sus ramitas aun que estas se doblen (la paciencia), ya que llegara la hora de dar cuenta de todo ello”.

Continuo: – Aunque hoy que me toca sepultar a mi hijo, he descubierto que había tenido un ángel a mi lado, durante todos estos años, se va dejándome el corazón lleno de bendiciones y regocijos, ahora solo me toca abrir mis manos para dejarle volar, extendiendo así sus alas hacia el horizonte, donde yo siempre mirare con la esperanza de volverle a encontrar!!

El perdió la batalla ante un cáncer pernicioso que no le dio la oportunidad a la defensa, vio cómo se apagaban sus anhelos en tan poco tiempo, pero nunca le falto la fortaleza para dejar una huella inolvidable entre los suyos, y la estela de sus buenos actos quedaron grabados permanentemente ante quienes le conocieron… un hijo maravilloso, un hermano incomparable, un amigo comprometido, un estudiante impecable, todo lo imaginable de un ser humano extraordinario!!!!.

Quiero dedicar esta pequeña redacción a Jonathan Farías Pomarino quien partió el 29/08/2014.