Archive | marzo, 2015

Que pasa con Las adopciones en LATAM

31 Mar

Desde hace unos años Latinoamérica ha presentado un verdadero crecimiento socioeconómico, en la que se ha hecho presente en la economía mundial, aportando un respiro en la región después de muchos años de vacas flacas; una situación que ha permitido que clases sociales antes consideradas como emergentes, hayan podido alcanzar una de las metas más básicas como es la vivienda digna. Pero también hemos de decir que las brechas sociales se han hecho más notables, los ricos son más ricos y los pobres siguen siendo pobres, pero ahora existe una clase media emergente bastante notable, que ha alcanzado a los niveles de consumo de la clase media clásica.
Con lo cual parejas jóvenes o de mediana edad que están buscando diferentes medios para crecer la familia, puedan valorar la adopción como una vía, por ello los organismos de adopción de los países de la región, han decidido lanzar campañas de sensibilización en la adopción nacional, ayudando a des estigmatizar la adopción como sucedía en las décadas anteriores.

PERÚ: en el 2014 Perú lanzo la campaña, “la adopción no me hace diferente”, después de varias campañas en los últimos años, los que han incrementado el número de solicitudes de adopciones nacionales, siendo la DGA el organismo que acredita a las familias mediante un curso que dura 3 meses totalmente gratuito como todo el trámite.
BOLIVIA: en el año 2013 Bolivia lanza su campaña llamada “adoptar es una acto de amor”,  cumpliendo el artículo 82 del Código Niño, Niña y Adolescente, que establece que entre los requisitos para adoptar un menor se debe portar con certificado de haber recibido preparación de 12 sesiones para adoptar extendido por el SEDEGES, con un coste mínimo representativo.
CHILE: en el 2010 el SENAME lanzo su campaña “Si ellos pudieran escoger”  , dicho organismo estatal tiene acreditado 4 instituciones a nivel nacional para desarrollar programas de adopción, el cual tiene un coste asumido por las familias adoptivas.
COLOMBIA: una de sus últimas campañas “Una familia como todas” Colombia es el país que más adopciones promueve en la región, En el 2014 fueron asignados en adopción 1.148 niños, niñas y adolescentes (40% en el país y el otro 60% en el extranjero). Su organismo el ICBF tiene 8 instituciones que gestionan las adopciones a nivel nacional e internacional quienes cobran honorarios por los trámites indispensables.

• ECUADOR: su campaña fue la más sonada, “Campaña de Adopción”  El MIES y el sistema judicial trabajan juntos para acortar los tiempos del proceso de adopciones. El proceso es totalmente gratuito.

Noticias relaciodas:

LAS PAREJAS DE HECHO PODRÁN ADOPTAR EN PERÚ

20 Mar

Desde hace tiempo el MIMP viene trabajando, en la sensibilización de la población peruana, para que tome como opción la  adopción al conformarse como familia, con lo cual han intervenido directamente, para que nuevas legislaciones se adapten a los tipos de familias que la sociedad presenta. No solo tendrán opciones las parejas tradicionales y los solteros, sino también las parejas de hecho (convivientes). Ley que se aplicara no solo dentro de territorio peruano, sino también en la adopción internacional. Esta Legislación es un gran avance y antesala de “La Nueva Ley de adopciones”  de la que estamos esperando!!

Convivientes podrán adoptar: 360 menores están a la espera

Milagros Berríos (La republica)

97 % en situación de vulnerabilidad. Antes solo podían acceder al proceso los casados. Norma cambia Código Civil e incluye a personas con unión de hecho.

Proceso. El trámite para adoptar demora al menos nueve meses debido a las evaluaciones.

Cada mes diez menores son declarados en abandono legal por el Poder Judicial. En ese mismo lapso, 25 solicitudes de parejas nacionales y extranjeras que desean dar una familia a niños sin hogar, se tramitan ante las autoridades.

No obstante, aparecen dificultades como el rechazo de la mayoría de interesados por los niños o adolescentes vulnerables, sobre todo por niños de 9 años a más, con problemas de salud, alguna discapacidad o en grupos de hermanos.

Pero esta situación podría cambiar. Ese es uno de los objetivos que busca el Ministerio de la Mujer con la modificación de dos artículos del Código Civil, lo que permitirá que más familias se integren a este procedimiento, incluso los convivientes.

Después de 31 años de establecida la última norma, se publicó ayer la Ley 30311 propuesta por el Congreso, la cual permite la adopción de menores en abandono por parte de las parejas que conforman una unión de hecho; es decir, convivientes que están registrados ante un notario o  un juzgado. “Mientras más familias se integren habrá más opciones para los niños. Incluso se podrá trabajar las propuestas para promover las adopciones con prioridad”, sostiene la titular de la Dirección General de Adopciones del Ministerio de la Mujer, Eda Aguilar.

MENORES A LA ESPERA

Hasta febrero del 2015, el registro nacional de adopciones con prioridad (en situación vulnerable) tiene a 351 menores en espera de una nueva familia. Ello a pesar de que hace meses cuentan con la declaración de abandono y una ya extinta patria potestad. Es decir, son niños y adolescentes que cumplen con los requisitos, pero no son solicitados.

Contrario a estos casos, hay menores que permanecen menos de un mes a la espera, pues forman parte del proceso “regular”, el cual tiene una gran demanda. Por ejemplo, en marzo, nueve niños han ingresado al proceso, según la Dirección General de Adopciones.

En suma, se estima que 360 menores están a la espera de una adopción, sea prioritaria o regular. La mayoría (97%) se concentra en el grupo vulnerable.

Con la modificación de los artículos 378 y 382 del Código Civil, desde hoy, los convivientes se suman a los casados y solteros que ya podían adoptar. “El proceso se inicia con la solicitud de la persona natural (…) dirigida a la Oficina de Adopciones, que evaluará y dictaminará dentro de los 15 días siguientes. La evaluación comprende los aspectos psicológico, moral, social y legal de los adoptantes”, precisa la ley.

No obstante, deberán cumplir requisitos como gozar de una solvencia moral y certificado de buena salud. Asimismo, debe existir una diferencia mínima de 18 años entre adoptante y adoptado. Y si el menor tiene más de 10 años podrá dar su asentimiento a la adopción.

Hay que precisar que no todos los convivientes cuentan con una unión de hecho. El abogado Roberto Miranda precisa que para establecerse esta modalidad, la pareja debe tener, por lo menos, dos años de convivencia y haber sido reconocida ante la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos. Y debe darse entre hombre y mujer.

“El hijo puede gozar de los bienes adquiridos por la familia, así como derechos hereditarios. No obstante, esta unión de hecho tiene una debilidad: no cuenta con un procedimiento para disolverse, por lo que basta que la pareja acuda a una comisaría, sin proceso judicial, anunciando el retiro convivencial de manera voluntaria”, explica el especialista.

Desde abril la convocatoria estará abierta para los convivientes. Ellos pasarán por las etapas de capacitación, evaluación integral e integración que suman nueve meses; luego esperarán que se les designe a un menor.

HABLANDO DE HERMANOS!!!

17 Mar

Como muchas madres me supuso, plantearme muchas veces, si era necesario darle un hermano(a) a nuestro hijo, ya que quería dedicarle todo mi tiempo y esfuerzo para él, y también al tener una familia extensa y cercana a nuestro lado, me aporto tranquilidad al saber que estaría acompañado, pero mi hijo en ocasiones nos decía que se sentía solo por las noches, a pesar que sabía que nos tenía a su lado, hoy con la presencia de su hermana, me dice que se siente pleno y acompañado, porque sabe que comparte con ella algo en común, los dos son adoptados, los dos son del mismo origen (como él dice: somos de la misma tribu), los dos tienen historias parecidas… incluso en sus pesadillas me dice que no está solo, siempre sueña que está en compañía de su hermana, y eso le hace fuerte… y la niña es feliz con un hermano que la quiere mucho y es capaz de compartir.
Pero mi experiencia como prima de dos personas adultas adoptadas, puedo decir que fue difícil para uno de ellos aceptar un hermano, ese nuevo miembro en su vida, le ocasionó un sentimiento de recelo constante, ya que cada uno llevo su mochila emocional como pudo, sumado a esto, eran una familia monoparental en aquellas épocas del Perú, donde las madres solteras no eran bien vistas, crecieron con muchas ausencias y una de ellas la imagen paterna, eran tan distintos como muchos hermanos, uno perfeccionista, el otro crítico, uno lo gritaba todo, el otro lo callaba y lo guardaba, hoy ya adultos lo comentan como un episodio de sus vidas, pero no existe esa complicidad de hermanos, más que para sobrellevar las apariencias frente a su madre.
En la actualidad me plantearía una pregunta, Que tipo de hermanos son los que necesitan nuestros hijos?, si ellos hasta en ese momento son hijos únicos, y muchas parejas valoran todo tipo de posibilidades para crecer la familia; he conocido familias que se han planteado otra fecundación in vitro para tener un hijo biológico después del adoptivo, otros buscan adoptar en una cultura diferente al del primero (ya sea por plazos de espera, por costes de los tramites, o dificultades del primer país. etc.). Que tanto les puede afectar esas elecciones a nuestros hijos?

EL RACISMO en las búsqueda de los orígenes

9 Mar

no-a-la-discriminacionDespués de haber leído algunos comentarios en las redes, puedo entender la decepción de muchos jóvenes peruanos adoptados internacionalmente, al encontrarse con la idiosincrasia peruana, cuando estos regresan al país que los vio nacer, una realidad totalmente distinta, a lo que ellos imaginaron durante años, idealizando un país, por los inputs recibidos de los reportajes de televisión, donde solo se enfoca un país fragmentado por la pobreza, la miseria, como exuberante por la belleza de sus paisajes y la culturas ancestrales que la habitaron.

Muchos de estos jóvenes, fuera de su búsqueda biológica, quieren adentrase en la sociedad peruana y sentirse uno más, buscando a lo que ellos llaman “el llamado de la tierra”, haciendo largas giras por el país, donde lo recorren el Perú cultural de arriba para abajo, pero cuando toman la decisión de quedarse a vivir en las urbes de la capital, se encuentra con una sociedad clasista, con tintes racistas que la misma televisión pone en evidencia, locales, playas y clubes privados que se encubren con el derecho de admisión, para segregar al que tiene mas rasgos alto andinos, pero detrás de todas estas taras de una minoría, existe la otra parte, la de una sociedad emergente y pujante, que representa la mayoría del pueblo peruano, que se arraigan a sus tradiciones culturales, y se sienten orgullosos de llevarlos consigo.

Es comprensible que estos jóvenes, se muestren desencantados con esta realidad peruana, ya que vienen buscando sentido de pertenencia, por que donde crecieron, su color y sus rasgos les hicieron verse distintos. y al llegar al Peru se encuentran que hay más de lo mismo.