Como conocí a mi madre (relatos reales)

10 Jul

En esta historia vemos el desapego en dos generaciones, la falta de compromiso, una sociedad insensible en el entorno del adoptado, una madre abnegada reparadora de heridas.

– Hola Luis,  soy tu madre!

Apenas pasado 5 días de su 18 cumpleaños, Adelaida se presentó en casa de Elena, madre adoptiva de Luis, al que no veía desde hace más de 17 años, había pasado todo ese tiempo, con la incertidumbre si su hijo algún día la perdonaría, ya que ni bien entrada a la adolescencia se había quedado embarazada siendo casi una niña, no pudo comprender la seriedad de su nueva situación y la responsabilidad que eso le conllevaría; quería seguir jugando, descubrir mundo, pero tuvo que cambiar las muñecas por un niño de verdad.

Elena tía de Adelaida era una persona muy estricta y organizada, quien no dio tregua  alguna a Adelaida, por el error que esta había cometido, pero la llegada de Luis les cambiaría la vida por completo. Luis era un niño como muchos del barrio, crecía en un entorno apacible con sus ventajas y sus carencias, pero siempre resguardado por el amor desbordante de Elena,  quien lo sobre protegió en mucho de los casos. Adelaida 10 años atrás intento ponerse en contacto con su pequeño vástago, pero Elena no le dejo después de que esta desapareciera y no dejara rastro alguno durante tantos años, y tampoco Adelaida quería recuperarlo para llevárselo consigo, porque aún no tenía su vida resuelta, no le fue nada fácil, pensó que escapando de la rigidez de su tía Elena, el mundo le sería más sublime, pero la realidad le hizo estrellarse con un mundo duro e implacable, donde la pobreza no le soltaba rienda alguna. Ya que desde su frágil existencia sus padres también decidieran entregarla a su tía con tan solo 9 años, por falta de medios para criar a tantos hijos que la pareja tenía.

Luis producto de las circunstancias también fue víctima de la situación, a pesar del amor de su madre adoptiva, nunca tuvo el soporte de un padre, se sentía incompleto, desde que este falleciera cuando solo tenía 7 años.. Supo desde muy pequeño que era ser adoptado, la sociedad y el entorno de ese entonces se lo dejaría muy claro, – no te pareces a tu madre!! Eres un recogido, te abandonaron!! Fue suficiente para que en él desatara una tormenta interna durante su adolescencia, duros momentos para encontrar su verdadera identidad, pero la vuelta a escena de Adelaida le traería una paz pasajera, ya que de igual manera que antes, no pudo cumplir con sus promesas, y eso le termino por pasarle factura.. Luis había entrado en un conflicto interno que le duraría unos años, hasta que comprediera las razones de Adelaida, sumada a la paciencia de Elena; no fueron en vano, el pequeño Canelo había encontrado por fin su paz interior, hoy en día es un muchacho maduro, emprendedor y preocupado, que aprendió a no esperar nada de nadie..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: