Archivo | octubre, 2015

LA MEDIACIÓN en la búsqueda de orígenes (Perú)

26 Oct

mediacion

Hablando con adoptados peruanos internacionales, me he dado cuenta de lo difícil que les representa la búsqueda de sus orígenes, en un país al que pertenecen pero ya no es suyo, del cual no tienen ni idea de los protocolos y los procedimientos burocráticos, a todo esto sumado la dificultad idiomática para entenderse unos con otros, se convierte en verdadero periplo. En los mejores de los casos, hay una partida de nacimiento en el registro civil, en otros solo se sabe la ciudad de procedencia o algunos detalles de sus estancias en las casas hogares,  pero ¿cómo comenzar?.

Para eso el MIMP  ha establecido desde hace tres años “La mediación de búsqueda de orígenes” siendo un servicio totalmente gratuito que lo ofrece la Dirección General de Adopciones (DGA), poniendo al frente a una profesional que habla inglés para las adopciones internacionales, orientándoles en los tramites que tienen que realizar como el acompañamiento en todo el proceso.

Agradecemos a la DGA quienes tuvieron la amabilidad en aclarar nuestras dudas para la preparación de este artículo.

¿En qué consiste este servicio?

Según la Dirección General de Adopciones (DGA), esta búsqueda está dentro de los Lineamientos Técnicos que han sido elaborados por la Dirección de Capacitación y Registro de la Información (DCRI) para la atención a las personas adoptadas que buscan sus orígenes.

La atención a estas solicitudes tiene que partir del propio interesado, siendo el mismo quien se ponga en contacto con el organismo, ya sea por vía email o presencialmente. En este proceso la persona adoptada conocerá las informaciones generales sobre las circunstancias que originaron su proceso adoptivo.

Pero, si por deseo expreso de la persona adoptada quiere conocer la familia biológica, la DGA  buscará las vías para brindar este servicio, siempre y cuando existan las condiciones para realizarlo; y si se logra contactar con la familia de origen, se deberá obtener el consentimiento de la misma para formalizar un encuentro; previa preparación de ambas partes y seguimiento posterior.

Si el adoptado solo quiere obtener la partida de nacimiento o certificado del mismo, la DGA buscará previamente entre sus archivos de investigación tutelar el que se resguarda en el MIMP, el cual serviría para conocer la información solicitada, cabe recordar que la DGA solo tiene información de las adopciones que se han realizado a través de la vía administrativa. Por otro lado para obtener un duplicado de la partida de nacimiento, el propio interesado deberá solicitarlo en la RENIEC que está conectado a nivel nacional y si no existiera, se tendría que hacerse la búsqueda en la Municipalidad provincial o distrital según sea el caso.

Pero cuando no hay más rastros como es el caso de los N/N. La DGA acompañará al solicitante para conocer parte de su historia, por ejemplo el albergue donde estuvo, las personas que los cuidaron, el entorno social, geográfico, cultural de su zona de origen etc. Siempre brindándole el soporte emocional necesario.

Cabe señalar que la DGA tiene oficinas descentralizadas a nivel nacional, quienes se encargarán de acompañar al interesado en los procesos de búsqueda de orígenes, en coordinación con la DCRI.

Dirección de Capacitación y Registro de la Información
Dirección General de Adopciones
Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables
626-1600 anexo 1703
adopcion@mimp.gob.pe

NI DE CHUPETES NI DE BIBERONES

22 Oct

Hace tiempo que pasamos la etapa de los biberones, ya que mis hijos no fueron ni de biberones ni de chupetes, el mayor  faltando meses para los dos años ya quería su taza como todos, como los mayores, la pequeña apenas llegamos a España de igual manera paso del biberón a la taza de leche, y ni hablar del chupete ya que nunca se los habían dado en las casas hogares, porque les representaba un problema de higiene, incluso les parecía curioso vérselos a los otros niños en el parque del pueblo donde vivimos.

Lo que si mantuve por un tiempo fue la tradición de cargarlos pegados a mi espalda o pecho con las llicllas o apachas (llamados rebozos), una manta de tejidos indígenas que se usa en Latino américa,  para poder cargar con el niño, así existe una interacción de apego de piel entre madre e hijo… claro, me rompí la espalda consiguiendo lumbagos y dolores por un tiempo, pero para esa primera etapa donde comenzamos a trabajar el apego fue un buen recurrente  cuando tenían miedo o se sentían inseguros.

Estas tradiciones ancestrales traen beneficios en el niño, comprobado en diferentes estudios, de los cuales os dejo aquí dos links para que podáis leerlos.

Cuando la familia biológica busca

14 Oct

Después de desatarse una tormenta mediática provocada por las declaraciones de una madre biológica que intentaba contactar con la hija, a la que hace más de 20 años dio en adopción, ahora hija adoptiva de una conocida artista española, sacando a la luz muchas cosas que solo deberían haberse hablado en la intimidad, hizo que miles de familias adoptivas se llevaran las manos a la cabeza, haciéndose preguntas con respecto a la protección de datos de los menores adoptados en países como Perú. Fuera de la controversia en si, si esta se vendió a los medios o no.

Detrás de muchos debates, de idas y venidas, queda en claro que ese derecho de buscar los orignees “solo pueden ejercerlo los adoptados”, el cómo, el cuándo, solo ellos sabrán cuándo estén preparados.

Pero qué pasa cuando el organismo de adopciones de los países donde proceden estos niños, cometieron errores en el proceso de declaración de abandono, no dejando opción alguna a la madre biológica o familiares para reclamarlo; que pasa cuando una madre o un padre biológico por situaciones de extrema pobreza, enfermedad o fallecimiento, entrega al menor al organismo estatal pensando que hace lo mejor en ese momento.

Muchos casos como estos existen y están en las redes, siendo los familiares biológicos los que inician la búsqueda, ya que sienten la necesidad de explicar sus historias, “pero es el adoptado el que toma la decisión final de aceptar o no el acercamiento”.

Historias encontradas en las redes:

Madre Analfabeta Permitió Adopción de sus Hijas por no “Entender Documentos que Firmaba”

Una hermana biológica fue quien inicio la búsqueda de sus hermanas mellizas que fueron entregadas por la madre, apremiada por la desesperación y los maltratos.

Fue el hermano mayor quien inicio la búsqueda de Jean Marc, ya que su madre falleció al nacer y el padre lo entrego en adopción apremiado por la pobreza y la desesperación.

Postdata:

No todas las adopciones son mediáticas, no todos los padres biológicos buscan salir en los medios de la prensa rosa, la mayoría de las renuncias en países pobres y emergentes, provienen de historias tristes, rodeadas de pobreza, miseria e ignorancia, quienes solo buscan explicar sus historias, incitados por el sentimiento de culpa que les abruma el alma. como ciudadana que proviene de un país emergente he visto estas historias con mis propios ojos, una y otra vez.

LA PRENSA ROSA Y LA ADOPCIÓN

8 Oct

Un 'Deluxe' con la madre de Chabelita, en medio del debate ético y legal

Desde hace años vemos como la prensa rosa se regodea cuando un famoso adopta a un menor, es inmediatamente cuestionado por el proceso, si este fue legal o no, si se saltó alguna norma, sacando los trapos sucios del país en cuestión. Por otro lado salen los padres biológicos reclamando que fueron engañados o víctimas de la situación, que no quisieron que las cosas salieran así, que lo hicieron por amor, y muchas veces no sé si son conscientes del daño que están causando vendiendo sus historias a estos medios, envueltos por los intereses mezquinos que lo único que quieren es enriquecerse con la desgracia de otros.

Este hecho vergonzoso, hace que miles de familias adoptivas en España mostremos nuestra indignación, por la exposición que vienen sufriendo los hijos adoptados por parte de personajes de la farándula y papel cuche, ya que reciben un trato vejatorio por parte de la prensa rosa al airear intimidades sobre sus orígenes, lo cual también afecta a nuestros hijos quienes son sensibles ante tanta exposición, ya que “la búsqueda de orígenes es un derecho de todo adoptado”. Siendo solo ellos los que pueden ejercer ese derecho resolviéndolo en la intimidad si así lo quieren.

Esperando una familia

5 Oct

Willmar tenía 11 años cuando atravesamos la puerta de la casa hogar donde vivía junto a sus 6 hermanos de crianza, todos en silencio evitaban cruzarnos las miradas, pero de reojo nos  observaban desde el pasillo, de cómo nos íbamos haciendo con la pequeña Alejita; la madre social les indicaba que se fueran a la escuela porque se les hacía tarde, sin rechistar en silencio comenzaron a salir de uno en uno, como si de una procesión se tratara… Willmar el más avezado nos saludó con un apretón de manos, ya que ese día se quedaba en casa, no pudo ir a la escuela durante un tiempo, porque había sufrido una crisis de ansiedad, que lo había llevado hasta el psiquiatra; hacía años que la abuela materna le había prometido que lo visitaría para llevárselo consigo por navidad, pero ese día nunca llegaría, sus tíos maternos con una situación económica resuelta, tampoco quisieron hacerse cargo del niño, quien crecía en una institución desde los 4 años, no pudo ser adoptado a pesar de la retirada de la custodia de la madre, la abuela no  quiso dejar que su nieto viviera con otra familia, pero tampoco se hizo cargo de él.

Pasaron los días  de visitas, en convivencia en la casa hogar donde nuestra pequeña florecita había crecido, haciendo de esta experiencia la más dulce como la más dolorosa que habíamos experimentado, los hermanos mayores de la casa calaron en lo más profundo de nuestros corazones, compartiendo horas de charlas donde ellos mismos nos comentaban que no tenían posibilidades de ser adoptados, porque ninguno tenía la sentencia de abandono por parte del poder judicial, muchos por desidia del propio organismo, casos en el que nadie los había reclamado, pero ya se habían hecho mayores entre cuatro paredes, y los padres adoptivos solo venían a por niños chiquitos, otros porque la propia familia biológica no querían tomar cartas en el asunto, historias tristes cargadas de dolor y desesperanza, hacían que sus miradas fueran cabizbajas y tristes cuando una nueva familia cruzaba por esa puerta.

En el Perú, hay mas de 15.000 niños bajo la protección del estado, casos como el de Willmar, muchos se pasan años soñando tener una familia, otros siendo N/N aun no se les ha dado la sentencia de abandono, y crecen entre cuatro paredes..

autora: EIP