NI DE CHUPETES NI DE BIBERONES

22 Oct

Hace tiempo que pasamos la etapa de los biberones, ya que mis hijos no fueron ni de biberones ni de chupetes, el mayor  faltando meses para los dos años ya quería su taza como todos, como los mayores, la pequeña apenas llegamos a España de igual manera paso del biberón a la taza de leche, y ni hablar del chupete ya que nunca se los habían dado en las casas hogares, porque les representaba un problema de higiene, incluso les parecía curioso vérselos a los otros niños en el parque del pueblo donde vivimos.

Lo que si mantuve por un tiempo fue la tradición de cargarlos pegados a mi espalda o pecho con las llicllas o apachas (llamados rebozos), una manta de tejidos indígenas que se usa en Latino américa,  para poder cargar con el niño, así existe una interacción de apego de piel entre madre e hijo… claro, me rompí la espalda consiguiendo lumbagos y dolores por un tiempo, pero para esa primera etapa donde comenzamos a trabajar el apego fue un buen recurrente  cuando tenían miedo o se sentían inseguros.

Estas tradiciones ancestrales traen beneficios en el niño, comprobado en diferentes estudios, de los cuales os dejo aquí dos links para que podáis leerlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: