Archivo | abril, 2016

Snake el defensor de la ECOLOGÍA y el CHAMAN

20 Abr
(gráfico obtenida en la web de Sanjinez)

¿La Anaconda madre de Snake?

En las profundas selvas del Amazonas, Snake y el chamán disfrutaban de su amistad. Los animales estaban tranquilos y los pájaros cantando, pero la tranquilidad no duraría demasiado porque de repente todos corrían y gritaban, ¿Que pasaba? ¡Pero qué pasaba!, oh, oh…! Un volcán está en erupción, la lava cae!

¡O no, la selva se está quemando! –Venga debemos correr, decía Snake. De acuerdo –responde el chamán, y empezaron a correr por piernas.

Cuando escaparon, se encontraron con los habitantes de los pueblos Ashánincas. Venían y decían -¿Que hacéis aquí? Snake Respondió – nuestra selva del Amazonas ha sido quemada por un volcán; y no tenemos dónde ir.
Ellos lo entendían y decían -os podéis quedar si queréis hasta que termine la erupción.

Y así lo hicieron. Por la mañana se despertaron con el olor de un mango podrido, porque lo era para ellos el despertador, que extraños no?

Fueron a desayunar y a comer mango, con una bebida que se llamaba “chicha morada”, luego fueron a cazar un capibara, que es como un jabalí. Cuando regresaron de la caza dijeron –hoy hemos cazado mucho y tendremos comida para varios días. Pero no duraría demasiado, porque los habitantes invasores querían hacer una fábrica de productos químicos, en la ciudad Asháninca.

-¿Qué? No puede ser, tenemos que impedirlo. Dijo Snake. De acuerdo – respondió el chamán.

Fueron a espiar a los trabajadores de la fábrica. Snake dijo -me transformaré en una cobra para asustarlos (porque Snake tenía poderes para transformarse en cualquier reptil y camuflarse en la selva). Pero alguien dijo -¡espera hijo! – ¿Qué? no puede ser tú! -dijo Snake -si soy yo, tu madre, respondió la anaconda Yacumama -hola madre, te he extrañado muchísimo -yo también hijo mío. Respondió la anaconda.

-Venga Tienes que hacer algo, decía sin parar Snake – Venga vamos todos a intentar evitar el ataque. Y cuando fueron los capturaron. -Son Ellos; decía un soldado, pero se escaparon. Uf esto es muy difícil. Pero de pronto escaparon.-¡Hurra! ¡Hurra! tras esto Snake y el chamán se tenían que ir del pueblo.
Pero Snake dijo – Nos quedamos aquí a vivir, porque sois muy amables y así le ayudaremos por si vuelven los invasores.

-Muchas Gracias, decían los Ashánincas, y se instalaron en el pueblo, por meses. Mientras los invasores volverían al pueblo una noche muy oscura, para acosarlos cuando ellos estuvieran dormidos.

-¿Que Ha sido eso?, o ¡no!, los invasores han vuelto, -¿Cómo? tal vez debemos hacer algo, gritaba el chamán. Mientras se armaban después del primer ataque, muchos de los habitantes estaban heridos, porque los habían atacado de repente, y no pudieron defenderse, y los masacraron en poco tiempo. ¿Que podían hacer?

-¿Cómo Los detendremos? gritaba el chamán. -Ya sé. Respondió Snake. -podemos hacer una máquina que tire mangos podridos, ¿de acuerdo? Cuando terminaron de hacer la máquina, los invasores querían atacar pora matarlos. -ahora debemos activar la máquina o nos matarán -decía Yacumama. -a la una, a las dos, a la de tres! Los mangos volaban y caían a los jefes de los invasores, que se retiraban de nuevo, y no volvieron, lo habían conseguido -¡hurra!

Tras el paso del tiempo todos los invasores se retiraban y no volvían. Y se tenían que preparar por si retornaban, pero ahora tendrían la ayuda de la Yacumama, el espíritu de la selva amazónica. Y celebraron la victoria, pero no sería larga porque sabían que volverían otros, ya que la selva siempre estará en peligro.

 Autor: GRI (10 años)

Si quieres leer el cuento original en Catalán clica: Snake el defensor de l’ecologia i el xaman (oficial)

YACU busca sus orígenes

14 Abr

Desde hace un tiempo encontré al verdadero YACU – Mark Van Deursen (Marcos Lukaña), el personaje que inspiró la película “De Indiaan”  Marcos, comenta que muchos adoptados de origen peruano no solo buscan a la familia biológica, sino que también les mueve en su interior un “llamado de la tierra”, hasta un punto de querer vivir en el país que lo vio nacer y querer experimentar  “Que es ser un joven peruano”.

Marcos fue adoptado por una familia holandesa a los dos meses de edad en la ciudad de Lima, creció en una pequeña ciudad llamada Uden en el sur de Holanda, junto a su hermana adoptiva quien también es de origen peruano, sin referentes culturales peruanos, vivieron en esa localidad hasta los 14 años, cuenta que cuando viajó con sus padres a Bruselas a ver una exposición cultural inca, es entonces que se dio cuenta que necesitaba saber quién era realmente, luego Marcos viajo a Amsterdan para hacer Lingüística y Estudios  Amerindios, en la que aprendió el Quechua y el Español; regresa al Peru en numerosas ocasiones a lo largo de su vida, buscando entender su adopción, pero en su última estancia de la que duró cerca de un año, entendió que dejo de ser ese “el niño adoptado del Perú”, para convertirse en el hombre que nació en el Perú, pero que siente y piensa como holandés.

Desde HijosdelPeru, queremos compartir esta entrevista de Círculo Dilecto, donde Marcos nos explica su historia, nos cuenta que es lo que se encontró en su búsqueda, como se adaptó a esa su cultura que tanto soñó.