El privilegio Blanco en el Perú

23 Oct

Resultado de imagen de chola blanca + racismo

Hace medio año me introduje en foros donde se tocan temas de adopción transracial y racismo, entre los temas debatidos encontré una terminología nueva para mi “the White privilege” este privilegio blanco que tanto se discutía, ponían en evidencia que los padres blancos con hijos de color evadían la importancia de empoderar a sus hijos frente al racismo, estos padres sin haberla sufrido consideraban que no les hacía falta, mientras sus hijos adoptados no parecieran inmigrantes podrían subsistir y vivir una vida como la suya.

Yo me iba preguntado qué pasaba en el Perú con este privilegio blanco, heredado desde la época de la colonia, que aun campaba a sus anchas enmascarada con el clasismo,  ya que las clases medias y las clases altas en su gran mayoría son blancos o seudo blancos; entonces navegando por las redes encontré este artículo de Javier Lizarzaburu (Periodista limeño de clase media), quien después de vivir una situación racista en España, se preguntó si realmente era blanco como él lo había creído durante años (por llevar apellidos europeos).

Había salido blanco del Perú y regresé mestizo. Todo sucedió un día en la universidad española a la que iba, cuando uno de mis compañeros me dijo “ven indio, vamos a hacer esto…”. ¿Indio?

Por ello escribió tres artículos que no tienen pierde:

¿Quién diablos soy?
“Hay que blanquear la sangre”
La historia negada del racismo en Perú

La parte con la que me quedo es la que habla sobre cómo se creó este privilegio blanco en España y para que servía:

Durante la Colonia una de las instituciones más sólidas eran los llamados Estatutos de Limpieza de Sangre. Esto venía de la época de judíos y musulmanes conversos en la España del siglo XV. Era un mecanismo que obligaba a aquellos candidatos a funcionarios de la corona a probar que descendían de un linaje de cristianos.

Al llegar a América, esta institución se transformó. Con tanto cruce de razas, y dado que el rey tenía que enviar representantes de la más alta aristocracia a estas tierras lejanas, se decidió desde el principio dejar en claro quién era quien.

Hacia el siglo XVIII el sistema había evolucionado, y los hijos de blancos con gente de otra raza se consideraban hijos con sangre manchada. Sangre sucia.

En esa época, los que querían ingresar a la administración virreinal tenían que poder probar que eran descendientes de españoles (blancos) por los cuatro costados. Hay otra versión de los estatutos de limpieza de sangre que señala que se tenía que probar también no ser hijo de uniones ilegítimas (algo que tocaré en una próxima nota).

De este modo, la sociedad colonial, mucho más diversa que la europea, terminó separándose en un sistema de castas donde todos los privilegios se reservaban para los “blancos”

Termino con una de las frases que mas he esuchado en Arequipa, “casate con un(a) gringo(a) por que hay que mejorar la raza”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: