Archivo | febrero, 2017

DESCUBRIENDO A LOS ROBINSONS (película infantil – adopción)

26 Feb

Ayer de casualidad junto a mi niña pequeña nos pusimos a ver una película infantil sin saber de qué trataba; y de golpe inicia con una escena del abandono de un niño en las puertas de un orfanato, mi hijo mayor que estaba con el móvil jugando una partida de StarCraft en la parte de atrás del sofá, suelta el aparato y se queda absorto enganchado  a la historia, la pequeña que siempre está revoleteando con los muñecos  de arriba para abajo se sienta después de los 5 primeros minutos, terminada la película giran sus cabecitas y empiezan las preguntas:

  • N: -Mamá ese bebe al que dejaron en la puerta ¡fui yo! Y tú me cogiste en tus brazos.
  • G: -La peli es infantil y divertida, pero ¿por qué no quiso conocer a su madre? no siempre hay oportunidades como esa, y porque lo dejo pasar.. no lo entiendo, me siento triste.
  • N. -Mamá luego volví del futuro para tocar la puerta.

Preguntas distintas, distintas edades…

Esta película describe la triste realidad de las adopciones fallidas, la espera y el temor de un niño para ser adoptado antes de la adolescencia. La fantasía del niño para entender las razones de su madre biológica y la búsqueda de algún recuerdo le lleva a crear disparatados aparatos, comenzando un sinfín de aventuras donde se mezcla el futuro el presente y el pasado.

Quiero rescatar que esta película “Descubriendo a los Robinson” fue dirigida por Stephen Anderson (quien fue adoptado desde bebe) basado en el libro A Day with Wilbur Robinson de William Joyce. La productora es Dorothy McKim.

He encontrado un artículo interesante donde me quedo reflexionando con este párrafo:

“El tema de nuestra película encapsulado en una sola frase es el siguiente: avanzar permanentemente“, dice Steve Anderson, el Director de Descubriendo a los Robinsons, quien ha pasado muchos de los últimos años construyendo el espectacular mundo del futuro en el que la familia Robinson lleva a cabo los más desenfrenados, extraños y fantasiosos sueños hasta las últimas consecuencias. “Al conocer a la familia Robinson, nuestro huérfano aprende a vivir para el mañana, a vivir para lo que viene después y para todas las cosas que se pueden hacer, en lugar de quedarse atascado en aquello que no funcionó en el pasado”.

Seguir leyendo artículo Aquí: