No al indulto #noalindulto

27 Dic

Resultado de imagen para el terrorismo en el peru

Cuando tenía 11 años (1984) fui a Coracora – Ayacucho, con mi tía a buscar a su hermano, quien se encontraba preso en Pacapausa, en plena época del terrorismo, donde la vida en la sierra no valía nada. Recuerdo que a las 9 de la noche había toque de queda y que las calles quedaban desiertas custodiadas por militares, las ráfagas de metralleta en cualquier momento te alteraban el sueño, pero un dinamitazo te ponía de rodillas en el suelo a rezar para que no te tocara de cerca. Los sinchis (mercenarios de la PNP) cruzaban los cerros con las caras pintadas de betún con municiones de metralleta colgando como tirantes en su cuerpo. No sabias si eran amigos o enemigos.

Cuando tenía 14 años los terroristas asesinaron a mi abuela materna, una mujer campesina de la zona alta de Parinacochas – Ayacucho,  la que se resistió a dejar a sus animalitos (alpacas y vacas) a su suerte. Ella estaba en la lista roja de los insurgentes, porque no quería otorgarles sus bienes a la lucha armada, la asesinaron de la peor manera, en presencia de unos cuantos vecinos, según el proceder de su ajusticiamiento. Mis primos hermanos adolescentes aun, estuvieron presentes, escondidos en un pajar, mirando desde lejos lo sucedido, algo que les marcaria de por vida.

Cuando Fujimori entro al poder yo tenía 18 años y me fui del país con 28, derrotada, asustada, y con miedo en el cuerpo, deje mi pequeña constructora que tanto me costó levantarla, porque se me ocurrió protestar en las calles por tanta lacra, tanta coima, tanta porquería, ya estaba harta y la respuesta que recibí del régimen, fue que me mandaron a investigar con una encuestadora encubierta, y la consigna fue que mantuviera la boca cerrada. Yo no era nadie, ni nada para alterar su régimen, pero aun así, era una rebelde. Entonces comenzaron a “Perseguir a los nadie”…Recuerdo que vendí mi carrito destartalado, que tanto me costó conseguirlo, y con eso compre mis pasajes para España y nos fuimos del país, con una mano adelante y la otra detrás.

La llegada del Fujimorismo parecía un espejismo a la desesperación de un pueblo aterrorizado, con constantes episodios de violencia de la lucha armada de Sendero Luminoso y el MRTA. Comenzaron a desaparecer gente, silenciar protestas, los medios de comunicación eran un circo, los politicos se vedian por unos cuantos soles, etc. Con los años me di cuenta de las atrocidades que había ocasiono dicho régimen, fue mayor del que se percibía hasta ese entonces; corrupción enraizada en todos los segmentos públicos, esterilizaciones forzadas, violaciones de derechos humanos, asesinatos, narcoterrorismo, etc. ¿Cómo podíamos salir adelante?

Anuncios

Una respuesta to “No al indulto #noalindulto”

  1. vaquitamuxD febrero 1, 2018 a 3:18 am #

    bueno, pero siguieron adelante cierto? veo un país capaz de adoptar venezolanos, sin tanto riesgo económico,creo que las medidas tomadas tal vez si fueron extremas, pero no se si hay guerra que se gane con flores y mariposas, la vida es cruel en muhcos sentidos, almenos yo no quisiera vivir ese terror, me da miedo, y no se lo desearia a nadie,fujimori llego a mi pueblo en helicoptero cuando hubo un huayco, salio en el periodico, pero lo vi, yo tenia 3 años y aun recuerdo el viento de las helices del helicoptero, hoy en dia cuando hay un desastre solo se puede rezar a dios para que ayude, yo no le pedi al expresidente su ayuda, pero el me lo dio y estoy agradecido por eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: