Archivo | Uncategorized RSS feed for this section

ABRIENDO LA ADOPCIÓN

29 Ago

Resultado de imagen de de vuelta al nido + pajaritos

El miedo, el bendito miedo a perderles, nos paralizan como padres adoptivos, a poder abrir la adopción y dejarles volar como golondrinas a sus nidos, esos nidos que en muchos casos quedaron vacíos, olvidados y destruidos, dejando una herida profunda en ellos y en aquellas mujeres/ familias, que por diversas razones tuvieron que renunciar a sus polluelos.

¿Quién soy yo, para evitarlo? ¿En qué me convertiría, si hacía caso omiso a su trinar?

La adopción, en si nos convierte en apropiadores a los padres adoptivos; porque cambiamos nombres, lugares de nacimiento, entornos, modos de vida, costumbres, idiomas. Todo en nombre del bien, ese bien de que “los queremos proteger de la segregación”, como es el caso de adopción transracial, no queremos que se vean como inmigrantes, incluso yo misma como inmigrante, temía el bendito menosprecio de la sociedad española hacia mis hijos, que mejor que intentar protegerlos (despellejándolos de sus esencias).

Cuando me di cuenta, que hiciera lo que hiciera, el trinaría cada vez mas alto, el me reclamaría por su historia, por saberse quien era, el me pediría conocer a su madre, el deseaba oírla, entender el porqué de las cosas, y como no, también amarla tal cual. Por que el amor está ahí intacto y no se olvida por cambiar de brazos.

Hace dos años mi estomago se hacia nudos, mi conciencia me atormentaba, quien era yo para alargarlo, para excusarme que aún era pequeño, que era un niño. Mientras tanto el maduraba a tropezones, para demostrarnos capacidad, claridad y entendimiento. Quería verla, quería escucharla, y así después de dos luchas, se dio la oportunidad y se abrió la adopción, que con sus luces y sus sombras, hoy por hoy le llena en plenitud, ahora lo entiende, lo comprende, se sabe parte de algo. Que poco a poco lo va procesando, porque abrir la adopción no significa que todo acabo, y luego es un camino de rosas, hay tanto por trabajar aun, son tantos trastos rotos que hay que ir recogiendo uno a uno, e intentar reconstruirlo, pero aun así hay cosas que no hay vuelta atrás. Es un camino que doy gracias a Dios, que él me haya elegido para ser su compañera de luchas, su Sancho panza.

Volviendo de su segundo encuentro biológico…

El tiempo

5 Jul

Resultado de imagen de el tiempo + reloj de arena

Me llamo Pedro Cesar y soy adoptado, nací el 24 de noviembre de 2005 y desde entonces he vivido con el tiempo en mi contra. Nada más nacer me llevaron a un centro de adopción, donde hasta los once meses, estuvieron cuidando de mí, y un buen día dos personas que serian mis padres entraron a ese centro para adoptar a un niño, y ese fui yo.

Desde entonces vivo en España, y había crecido pensando que eran mis padres biológicos, pero, el mundo no siempre es tu aliado. Una noche me desperté porque no podía dormir, y al bajar escuché que mis padres hablaban sobre cómo me explicarían mi origen; rápidamente comprendí el significado, y todo mi mundo se vino abajo. Me fui a mi habitación y mi mente me dijo, que era necesario parar el tiempo. Pensar en todo lo que eso significaba, era lo único que podía hacer, hasta dormirme.

Pasaban los días, hasta que en uno de ellos mi gata murió, y junto toda la tristeza que eso suponía, decidí averiguar si lo que dijeron era real o toda imaginación mía, y como suponía, era cierto. Caí en una tristeza que, si no hubiese sido por ellos, no me habría conseguido salvar. Me apoyaron y decidieron que, junto a mí, buscarían mis antepasados en Perú (mi país de origen). Mientras tanto el tiempo pasaba y yo crecía, tuvimos más problemas. Y uno de ellos era que mi abuelo que en esos momentos estaba enfermo y falleció. Y con eso aprendí que el tiempo no espera, ni cuando lo suplicas, y si tienes que “irte” el tiempo lo decide.

Con la llegada de mi hermana adoptada, descubrí que yo podía ayudar a otros niños, en especial los que sufrían la misma situación que yo. Porque toda mi vida la dedique a analizar, en que podía ayudar y en quien la necesitara. Entonces empecé a escribir relatos en este blog, donde hoy en día a veces sigo escribiendo anécdotas personales, con eso mi autoestima subió y formé mi tribu dentro del grupo de familias con mi misma situación, para que entre nosotros pudiésemos ayudarnos mutuamente. Ya con once años sabia el paradero de mi familia biológica, algo que me alegro como nunca en toda mi vida. Y hace dos años que los visite y me siento bien, sabiendo que el tiempo, me hiciese ir en su contra, para ser más fuerte.

Y hablando del tiempo, tengo bastantes escritos sobre el racismo, y la situación que sufre la gente que padece esta xenofobia o menosprecio dentro de la adopción, por no tener la misma piel, o los mismos recursos que sus padres blancos. Y sinceramente, yo creo que esto puede cambiar con el paso del tiempo, pero solo si reaccionamos ahora, aunque puede que el día de mañana sea demasiado tarde.

Autor: Pedro Cesar (13 años) para el concurso coca-cola

Hasta la Raíz

18 Jun

Desde que escuhe esta canción, no pude dejar de pensar que les pertenecía a mis hijos, habla de sus esencias, de lo que son, y que apesar de todo, esas raices vive en cada uno de ellos.

 

Sigo cruzando ríos
Andando selvas
Amando el sol
Cada día sigo sacando espinas
De lo profundo del corazón
En la noche sigo encendiendo sueños
Para limpiar con el humo sagrado cada recuerdo

Cuando escriba tu nombre
En la arena blanca con fondo azul
Cuando miro el cielo en la forma cruel de una nube gris
Aparezcas tú
Una tarde suba una alta loma
Mire el pasado
Sabrás que no te he olvidado

Yo te llevo dentro, hasta la raíz
Y, por más que crezca, vas a estar aquí
Aunque yo me oculte tras la montaña
Y encuentre un campo lleno de caña
No habrá manera, mi rayo de luna
Que tú te vayas

Pienso que cada instante sobrevivido al caminar
Y cada segundo de incertidumbre
Cada momento de no saber
Son la clave exacta de este tejido
Que ando cargando bajo la piel
Así te protejo
Aquí sigues dentro

Yo te llevo dentro, hasta la raíz
Y, por más que crezca, vas a estar aquí
Aunque yo me oculte tras la montaña
Y encuentre un campo lleno de caña
No habrá manera, mi rayo de luna
Que tú te vayas.

Compositora: Natalia Lafourcade 

 

La madurez emocional en la adopción

16 Abr

Imagen relacionada

Muchos niños y niñas dentro del mundo de la adopción, muestran una madurez que no es muy común en esa edad, y eso es algo muy difícil de conseguir sin volverse “loco”. No se nace con ese estado, sino que se aprende a desarrollarlo a lo largo de la vida. La edad puede variar: la niñez, la adolescencia, la juventud o la de adulto (partiendo que hay adultos inmaduros). Pero de todas estas etapas, lo más raro es en la niñez, porque en ese momento aún está descubriendo el mundo y cuando le formulan preguntas complejas, sorprenden con sus respuestas. Y para entender esas preguntas, probablemente el niño haya auto analizado su situación y el porqué de de su vida.

En mi opinión, yo creo que cada persona tiene su modo de desarrollarlo, y en mi caso yo lo hice para sobrevivir y comprender la complejidad de mi situación, para no caer en depresión y no salir de un punto sin retorno. Y aunque estuve deprimido por un tiempo, gracias a mi madurez, pude compartirlo con mis padres adoptivos para que entendieran como me sentía, y porque hacía lo que hacía para que me ayudaran. Junto a todo eso, pude salir de esa etapa. Después de eso acepté lo que pasó y me empece a preparar mentalmente para mi futuro, y lo conseguí debido a que acepté mi vida y acepté lo que pasaría más adelante, porque en mi opinión aceptar es importante, para pensar con claridad y hacer las cosas bien, pero para aceptar tienes que ser maduro.

 

Autor: Pedro Cesar (13 años)

¿Por qué me abandonaron?

10 Abr

Resultado de imagen de abandono imagenes

Una conocida mía, me explicaba que desde muy pequeña vivió con su abuela hasta los 13 años, edad en la que sus padres se la llevaron a vivir con ellos a Lima. ¿El porque? habían razones familiares que no cabe dar más explicaciones en este post. El caso, es que me dijo algo que me hizo reflexionar, sobre el dolor del menor ante el sentimiento del abandono, al no  saber porque tenía que vivir lejos de sus progenitores, por más amor que recibía de su abuelita y tíos. No hubo día, ni horas,  en que ella no sé preguntase ¿Porque no estoy con mis padres? Porque estoy aquí.. su cabecita divagaba por momentos o por horas, al inicio preguntaba a los suyos, pero al no recibir respuestas claras, dejó de preguntar y aprendió a callar ese dolor. En la escuela no le iba bien; no sabía concentrarse, no tenía interés por aprender. Pero cuando se fue a vivir con sus padres, todo cambio, para ella era un nuevo comenzar, presto atención a todo lo que le rodeaba. Se fortaleció.

En el caso de niños adoptados, la alerta de supervivencia está puesta a tope, se amoldan a su nuevo entorno y no preguntan porque no quieren molestar, se dan cuenta que es un tema que nos genera incomodidad y  se nota en el ambiente. pero estoy mas que segura que no hay niñ@ que no desee saber bien su historia. (No la historia de cuando les fuimos a buscar) sino la historia de su vida antes de que llegáramos.. 

Mi pequeña con 7 años, divaga por momentos en la escuela, en el parque, en medio de sus juegos. Ella está pensando en el porque!!.. ¿como lo se? porque se, que cuando hay un abrazo largo acompañado de suspiros, no es por amor a mi.. es por el dolor que ella siente. Cuando pelea con su hermano de una manera diferente, con rabia o con ira, es que algo la atormenta. Cuando demanda muchas cosas materiales, está buscando llenar vacíos. Es entonces, el momento de hablarlo.. y generalmente me lo confirma… ¿porque yo no sé nada de mi mamá? ¿Estará viva? ¿Pensará en mi? ¿Me espera? 

Respetamos la relación inicial con la madre de acogida, mantenemos contacto físico como audio visual (a pesar que los psicólogos nos lo desaconsejaron para no generarle ansiedad) pero más lejos de esas explicaciones, que no nos convencieron, nuestra pequeña nos lo pide cuando necesita hablar con ella. Eso la anima, la mantiene estable, “busca cubrir ese hueco del vacío.. del antes” necesita algo que la relaciona con Perú, alguien que la espera. ¿Porque Negárselo? Porque hacerla vivir en zozobra; nuestra pequeña sabe que no es la mamá biológica, pero le llena por el momento ese vacío. Sabe que con nosotros  puede hablarlo, llorarlo y renegarlo. 

¿Realmente es fácil Deconstruirse?

21 Feb

Resultado de imagen de deconstrucción imagen

La idea de deconstrucción se emplea en el terreno de la filosofía y de la teoría literaria con referencia al acto y el resultado de deconstruir. Este verbo, que procede del vocablo francés déconstruire, alude a desmontar, a través de un análisis intelectual, una cierta estructura conceptual.

 

“Primero hay que caerse del palto, o mejor dicho caerse del catre”.

No se despierta de un día para el otro deconstruido, es todo un proceso largo de autocrítica y reflexión .. Ya que hemos crecido con la certeza de lo que nos enseñaron, no siendo capaces de ponernos en la piel del otro así por así; muchas veces ignoramos  principios básicos del respeto hacia los demás en la diversidad o formas de hacer la vida. Como lo sufrido en la infancia que tanto marca en el resto de la vida.

Por ejemplo:

Los que hemos crecido en una ciudad ignoramos los principios de vida de las comunidades indígenas, pensamos que todo vale para el crecimiento económico de un país, aquello que consideramos desarrollo. Pero ¿Que es el desarrollo?

Los que somos heterosexuales, no crecemos con el peso de culpabilidad sobre nuestras espaldas, esa carga de moralidad dañina que a medida que vamos creciendo se convierte en violencia, la homofobia y transfobia matan ¿Que es la moralidad?

Las personas blancas, no han sufrido menosprecio por su color de piel. Ignoran lo destructivo que es que te miren como bazofia por tu color de piel, por tus rasgos, tu etnicidad. ¿Que es el privilegio blanco? 

Eres hombre, y piensas que te lo has ganado a pulso cada uno de tus éxitos, que nada te han regalado en la vida, ¿Es lo mismo para el genero femenino?

La identidad de saberse quién eres, de donde vienes, quienes fueron tus antepasados. mirarte en el espejo de tus genes es fundamental, para aprender a quererse uno mismo. ¿Quien eres de verdad?

Son tantas cosas para reflexionar desde el privilegio, de no haberlo vivido, de no haberlo pasado o sentido. ¿Cual de los privilegios nos ciega más?

Discriminacion, Dolor, Adopción

14 Ene

Hace unos días, tuve una conversación muy larga con mi prima hermana, sobre el dolor de su adopción, el padre biológico de esta, era mi propio tío, quien jamas fue capaz de reconocerla, por ser hija de una campesina indígena. Y mi familia, quienes eran los patrones tomaron la decisión, de que la hermana soltera de él, la criase como hija, lo cual no fue del todo cierto, porque nuestras propias incapacidades y taras de familia mestiza blanca (en la que se nos enseñaba a diferenciar al indio, al mestizo y al cholo.) le causara un dolor permanente, por el menosprecio que ella tuvo que soportar y arrastrar durante toda su vida.

 Taras de familias mestizas avenidas, que aspiraban a ser considerada blancas, como en la época de la colonia, en el que se animaba a limpiar su sangre, deshaciéndose de todo vestigio genético indio, y por ello obtener el respeto de una sociedad podrida, racistas y discriminadora, que hasta ahora se sigue manteniendo en menor medida como castas.

Conversaciones que nunca tuvieron frutos, por mi incapacidad de ese entonces, en llevarla a cabo, cuando éra joven. porque no sabía acompañar al humillado, solo decirle “tienes que superarlo y seguir adelante”.. esa incapacidad de empatía hacia el dolor que produce la discriminacion racial. Que hoy, gracias al haber inmigrado a la “madre patria”, soy capaz de entenderlo (porque soy sudaca, mestiza-chola).. y por necesidad de saberme compañera de mis hijos, he tenido que deconstruirme para volverme a construir, como madre adoptiva. y de esa manera, intentar ser la madre que ellos necesitan. 

Por fin hemos conseguido tender un puente entre primas… “para sentirse parte de algo, para siempre”.

Fechas simbólicas (año nuevo)

3 Ene

8b0719b0-d073-46c5-8d73-65e9a71015c5

Mi mayor de 13 años..

-Mamá, no puedo dormir…. otra vez, mamá, otra vez… me ha venido otra vez!!

-¿Que ha pasado hijito?

-Ese vacío, ese sentimiento de vacío, no quiero pensar en la muerte, en los que he perdido!!

-Tranquilo cariño que te acompaño … shooooooo, tranquilo… ya pasará..

Después de unos minutos de silencio, los dos estirados en su cama, se acurruca en posición fetal abrazando contra su pecho un cojín.. mientras le acaricio su cabecita; él me dice:

-Siempre he temido a la muerte, a pesar de que muchas veces lo hemos hablado.. y os hago ver que ya lo tengo aceptado, pero la verdad que en estas fechas… en estas malditas fechas, pienso que este año no quiero quedarme solo. Ya he perdido tanto!!!

-Lo sé amor.. lo sé..

Tengo miedo, que ese vacío me invada, como antes.. me hace pensar en mi padre biológico. Desde que supe, que él pueda que este muerto.. y que ya no lo conoceré, sin saber exactamente quién fue.. me hace sentir fatal.. sé que no fue un hombre bueno, pero él fue mi padre ¿me entiendes?, mi padre!!!.. para bien o para mal.. 

Ahaaa.. .asenté la cabeza.. 

-No quiero pensar en ello durante el día, estas fechas siempre es lo mismo, me cuestiono tanto, mi cabeza piensa tanto, ¿entiendes por que me refugio en los video juegos? Eso me ayuda a evadir esa angustia… me distrae.. por que sino, me pongo de muy mal humor y lo pago como mi hermana… pobrecita, ¿que ejemplo le estoy dando? Soy un mal hermano (solloza)..

-Tranquilo hijito, no te sientas mal con N, no es tu responsabilidad… pero gracias a que tú nos hablas, y nos explicas esos sentimientos. Nosotros sabremos cómo acompañarles.. 

-Mama… gracias por estar ahí.. ¡mira ya no entramos en mi cama! 🛏.. 

Fechas simbólicas (navidad)

27 Dic

Resultado de imagen de niño triste dibujo

Hoy 24 de diciembre mi pequeña (7 años) en un abrazo entrañable, me dice que me quiere mucho, se acurruca y exhala un suspiro profundo.. mientras sigue acurrucada entre mis brazos, le pregunto si está pensando en alguien más… ella asienta su cabecita. Le vuelvo a preguntar, si ese alguien esta lejos, me mira a los ojos y vuelve a asentar su cabecita.
-¿Es la mamá de la barriguita?
Me dice que si.
Luego de un largo silencio, me expresa:
– La echo de menos, ¿donde estará?
Le respondo, – no lo sé. Pero pensemos en que ella estará igual que tú, preguntándose.
– ¿La buscaremos más adelante? Me vuelve a preguntar.
Le respondo que si.. que al igual que G lo intentaremos.
Entonces le pregunto, si le hace ilusión de mandarle un mensaje a P. (mamá de acogida); me dice que si. Abrimos el WhatsApp….

 

Un año después de conocer los orígenes

15 Nov
Hace unos días, Pedí a mi hijo mayor que me acompañara a Barcelona, a recoger unas cosas que había dejado prestadas. El efecto confesionario del asiento de copiloto, volvió a surtir. Esta vez sin buscarlo.
De el salio el tema de la adopción, la tranquilidad que le había aportado el saber su verdad, esa verdad del que solo su madre biológica era capaz de brindarle.  como tuvo que asimilar partes duras de su historia, como hizo para comprender e incluso perdonar y ceder para encontrar su paz…Era consiente de que la vida que llevaba hasta ahora, era distinta a la que hubiera tenido que ser; que sigue siendo parte de algo, que le queda lejano; pero ya no ajeno. Pero a la vez es parte de otros que les somos ajenos, y ahora somos sus cercanos” sus referentes, sus padres.

Que era momento de vivir la vida, esa vida que ahora tiene, una vida consiente de lo que es, de quien es, de lo que el quier ser.
Hubiera dado tanto por grabarlo, que escuchaseis de su propia voz como razona las cosas, pero no con orgullo de madre (que aveces me embarga) sino como es importante escucharles, dejarles hacer su camino.. no tener miedo a perderles, sino acompañarles.