Tag Archives: inmigración

SOBRE PRIVILEGIOS Y APROPIACIONES

15 Oct

Desde hace tiempo quería escribir en el blog; y por alguna razón, mi pluma se me hacía pesada, puede que ya no tenga la misma motivación que antes. También mis prioridades han ido cambiando durante este año.

Pero, en temas de activismos frente al racismo y la xenofobia en España, me he ido cuestionando cada vez más. Pero no, solo por sentirme identificada en muchos de los aspectos; si no, porque soy consciente, que no todos los inmigrantes, lo vivimos en la misma intensidad, existen grados y tengo la certeza que existe diferentes niveles de aceptación de la inmigración en España. Que van desde el colorismo de nuestros tonos de piel, hasta los orígenes cercanos y lejanos.

Unos somos asimilados”, porque de alguna manera nuestras pieles seudoblancas nos lo han permitido, y si tenemos formación podemos acceder a puestos técnicos (pero sin ambiciones). En otros casos “les incomodamos”, porque nuestras costumbres difieren a lo que creen normal, también el color de piel comienza a ser más oscura y los rasgos se hacen más evidentes, pero aun así nos necesitan y nos dejan existir. Mientras hay otros casos que el inmigrante “es repudiado” obviamente es por su color de piel, costumbres, origen y credo si más ni más, por solo el hecho de ser diferentes. Los que jamás llegaran a un puesto de trabajo decente, porque en el sub-consiente español, no existen negros, magrebíes, chinos, indígenas profesionales.

Por otro lado conozco muchos activistas inmigrantes, que han vivido en privilegio en sus países de origen, por su color de piel, estatus social, estudios o formaciones, etc  Pero al inmigrar a España para hacer sus masters, se han encontrado que son tan “sudacas” como el resto de sus compatriotas, al que ellos creían ser diferentes. Y lo más increíble es que estos se han puesto al frente de luchas antirracistas, que quizás NO sean las voces argumentadas. Y con esto creo que debemos ser honestos y no apropiarnos de luchas que NO nos correspondan estar al frente. Yo como quechua peruana, formada y de piel clara, no puedo compararme ni victimizarme, ante una mujer meramente indígena, que es invisible para la sociedad.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, cielo y exterior

Anuncios

Critica social

8 Ago

Hoy me levanto con este estribillo en la cabeza:

Soy ciudadano del amor,
llevo dogal de belleza,
entre la hombrera y la cabeza,
entre rodilla y cinturón.

Haciendo crítica social
me perfumé de valiente,
creyendo que era disidente
y no era más que natural.

Después de unos meses de descanso de escribir en este blog. Me mueve la necesidad de compartir mis pensamientos, con los pocos que me leen…  o quizás solo conmigo misma, para hacer CRÍTICA SOCIAL como dice la canción de “Juego que me regalaron un 6 de enero” de Silvio Rodriguez.

Vivimos en una sociedad del que solo importa nuestra propia comodidad, nos fastidia que nos la alteren otros y peor aún si estos otros son raros, extraños y diferentes para nosotros. No son bienvenidos los inmigrantes de países pobres o en guerra en ninguna parte del mundo.

Para los países ricos les da asco vomitivo, ver como sus fronteras están siendo abarrotadas de inmigrantes del norte de áfrica y oriente medio.  Quienes vienen según ellos, a vivir de sus beneficios, de las ayudas. Pero lejos de la verdad, estos países ricos fomentan las guerras y las miserias fuera de sus fronteras, por intereses propios de sus grandes multinacionales, que les traen esas riquezas de la explotación que ejercen sobre los pobres, y que más vale que sigan siendo pobres, que si no…. Estas multinacionales se llevan la materia prima a sus países, donde tienen las sedes y grandes fábricas  de transformación. Que a su vez generan puestos de trabajo para sus locales, lo que no hacen en los países de la materia prima. Pero casi nadie hace esa reflexión.. Solo miran a esa multitud hambrienta y desesperada en sus fronteras, que les vienen a quitar sus riquezas que según ellos se lo han ganado a pulso.

Mientras la inmigración en países tercermundistas, se llenan de miedo por populismo de políticos irresponsables que lanzan su rechazo a los que están entrando por sus fronteras, escapando del terror, de las guerras internas. Parece ser que nadie quiere  ponerse en sus zapatos, porque saben lo que es eso, de haberlo sufrido en carne propia; pero somos incapaces de querer recordarlo. Solo se mira el espacio que ocupan, que es lo que se le brinda y como se le brinda. La gente comienza hablar de supuestos, comienzan a echar números inventados y creerse que son el enemigo.

Y yo sigo con el resto de esa canción de Silvio, que me inspira  a seguir escribiendo..

 

 

 

Quechuas: el movimiento perpetuo

22 Nov

Les comparto esta publicacion en la que participé junto a mi madre, y otros peruanos quechuas en Barcelona. gracias a Nationalia y Matilde Gordero-Moreno por otorganos visibilidad en esta sociedad. La publicación esta en catalán, pero me he tomado la libertad de traducir una parte al castellano.

Erika Ibargüen a Mataró, la ciutat on viu.

El quechua es la lengua común de algunos de los pueblos indígenas de los Andes, en Sudamérica. En Perú, el país con más hablantes, es el idioma originario mayoritario. Allí, entre los años 70 y los 90 del siglo pasado, la economía, la búsqueda de oportunidades y la violencia generaron grandes movimientos de personas de las montañas a Lima y a otras ciudades costeras. En Cataluña, se estima que varios miles de personas hablan esta lengua.

¿Podemos aspirar a ser un gran país Cuando las mayorías somos tratadas como sirvientes por el gran delito de Nuestra piel y Nuestro origen?

Marco Avilés, No soy tu cholo

-Cómo has conseguido casarte el señorito? -le preguntó una vecina de su suegra.

En el año 2000, Erika Ibargüen acababa de llegar a Barcelona. Se había casado unos meses antes con un catalán en Arequipa, la ciudad donde se habían conocido y donde Erika había crecido. Sus suegros nunca habían puesto en duda la autenticidad de su vínculo afectivo, pero la vecina sí lo hizo:

Conozco muchas peruanas y todas cuidan ancianos o limpian culos le dijo al pie de la escalera.

No se explicaba cómo se había hecho Erika. Tampoco sabía nada de su vida. No sabía que había conocido a su marido en el cibercafé que él administraba, ni que ella era arquitecta, ni que el despacho que hasta entonces había tenido el Perú era muy próspero, tanto, que había sido la principal fuente de ingresos de la pareja. No sabía que habían decidido mudarse a Barcelona, ​​la urbe natal de él, porque el fujimorismo había puesto Erika en el punto de mira, ya que se rebelaba contra la corrupción, contra las comisiones que había que pagar a los ayuntamientos en los concursos para adjudicar proyectos. Así que, a regañadientes, dejando padres y amigos atrás, hicieron las maletas.

A finales de los años 90, el poder del presidente de la República del Perú, Alberto Fujimori, se había extendido como una mancha de aceite. En una década, entre otras acciones que más tarde le llevarían ante la justicia por violaciones de derechos humanos, cerró el Parlamento y concentró los poderes legislativo y judicial. Por todos esos delitos, el ex mandatario fue condenado a más de 30 años de prisión, donde vive desde 2007.

Erika entendió la imagen que la vecina de su suegra se había hecho de ella: mujer, inmigrante, sudaca. La misma que se han hecho muchas de las personas con las que ha tenido relación desde que llegó, la misma de la que ha sido víctima un compatriota suyo que tiene un bar:

-Antes tenía otro local y contrató un camarero de aquí. Puedes creerte que los confundían? Daban por hecho que él era el empleado! -exclama, indignada-. A mí también me pasa. Hay que trabajar el doble o el triple que la persona que tienes frente a ti. Siempre tienes que demostrar más experiencia, esforzarte más. Y si eres una mujer, aun es más complicado. Tienes que

defenderte constantemente.

Gran parte de la conversación girará en torno a ese tema: la discriminación y el racismo. En Mataró y en Arequipa, en Barcelona y en Lima.

-Y sabes qué? Que quienes soportamos esto somos los de las montañas, los cholos, los indígenas o mestizos. Amigas mías de Lima, blancas, se han vuelto porque no podían más. Allí, por su color de piel, son alguien. Aquí, son como yo, sudacas. Y siempre -recalca-, siempre, hay que tener alguien detrás. Yo he tenido una socia muchos años y eso me ha ayudado enormemente, si no … Mis clientes se ponían nerviosos cuando los iba a ver con mi trenza y mi poncho, que, por cierto, es una pieza de ropa de origen quechua. Además, los desconcierta mi acento, que no es como el de un peruano que tenga como lengua materna el español.

Reportaje completo: Quítxues: el moviment perpet
Y si quieres leerlo en castellano te recomendamos usar este traductor: Softcatalá

Cuidar los hijos de otras (el documental)

30 Sep

 

Un documental que tanta falta hacia tener en este blog, cuántas veces hemos hecho símiles sobre las dificultades que padecen  los niños de adopción internacional como los hijos de inmigrantes a los que han dejado en sus países de origen para buscar una nueva oportunidad. Compartiendo el sentimiento de abandono, la disociación, los cambios,  la adaptabilidad, entre otras cosas. Diferenciando la herida primaria y otras situaciones que solo la adopción presenta.

Cuando tenía 14 años, la cineasta francesa Vanessa Rousselot vino a España con un programa de intercambio y vivió con una familia sevillana. En aquella casa, trabajaba una mujer peruana de 20 años “interna” que cuidaba a los niños y limpiaba. Tenía además una hija de un año que vivía en su país. A Rousselot le chocó aquel régimen laboral porque en Francia no era muy normal. “Me hubiera gustado hacerle muchas preguntas a aquella mujer, pero no me atreví”, explica Rousselot desde Biarritz, donde exhibe esta semana su documental, En otra casa.

Años más tarde, Rousselot trabajaba en América Latina con Yann Arthus-Bertrand, el artista que fotografía el mundo desde el aire, cuando conoció al hijo de una interna, que también criaba hijos ajenos en España. El chico abandonó la escuela al irse su madre y solo diez años más tarde logró enderezar su vida. “Me di cuenta de que era un tema sobre el que había muchas cosas que decir”.

Esas cosas las dicen las protagonistas del documental de Rousselot, una coproducción franco-española de las productoras Catorce y La Huit que se estrena este fin de semana en el Matadero de Madrid y que ya se ha proyectado en festivales en América Latina y en Francia. Son empleadas de hogar, que suplantan en su día a día a madres biológicas en España y que a su vez son suplantadas en sus países de origen. Mujeres que tejen cariños y afectos aquí y en la otra orilla y que a menudo acaban envueltas en una maraña emocional desquiciante.

Ni buenos ni malos

Así contado, En otra casa podría parecer un documental de denuncia, pero no lo es. No hay moralina, ni buenos ni malos. Hay madres, mujeres, personas adultas, que idean estrategias mentales para sobrevivir a desafíos emocionales monumentales. “Heroínas”, como las llama Rousselot, que permiten a la creadora meter la cámara hasta las cocinas y los salones en los que trabajan. “Mi tema no son las condiciones de trabajo. He querido explorar su mundo interior”.

Cuatro años —búsqueda de financiación incluida— ha tardado Rousselot en ponerlo en pie. Recorrió primero las asociaciones de ecuatorianos, peruanos y otras comunidades latinoamericanas, pero nadie quería contar su historia. Un día cayó en una parroquia que frecuentan paraguayas. Allí pasó un domingo sí, otro no durante dos años. Allí se fue ganando la confianza de sus protagonistas. Y allí es donde transcurre una de las secuencias más emocionantes de la película. Cuando un domingo, con la iglesia abarrotada de mujeres, el cura recupera en el sermón confesiones de las trabajadoras. Como la de una que se enteró de que el dinero que enviaba lo gastaba su marido con otra. O como cuando la hija de 15 años de otra le contó por Skype que estaba embarazada. O la de la que “la señora de la casa” humilla y acaba por derrumbarse.

Seguir Leyendo aqui: El Pais

Yo también soy español

18 Sep

Encontré un reportaje sobre identidad de los hijos de inmigrantes nacidos en España, lo que tienen que pasar para sentirse aceptados, para luego aceptarse así mismos. Creo que es un paso paralelo a lo que sería la búsqueda de identidad en la adopción internacional, ya que de alguna manera esa base de origen primigenia ellos no la tienen, ni la reciben, con lo cual es más difícil trabajar la aceptación.

En la mayoría de países de nuestro entorno, existen ya terceras y cuartas generaciones de inmigrantes. En España el fenómeno comienza a dejarse ver. Los chicos y chicas españoles de familia inmigrante que hoy recorren la veintena, son la punta de lanza de un nuevo paisaje social, mucho más variado y diverso. Asoman ya en casi todos los segmentos y sectores de la sociedad y están poniendo patas arriba el concepto de ser español.

No existen datos exactos de cuántos hijos de inmigrantes nacidos en España hay actualmente en nuestro país. Es una cuestión delicada ya que, a todos los efectos, se trata de habitantes españoles: la estadística tendría que realizar una distinción étnica o de origen. Sí sabemos que, hoy y según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), hay en España 4,4 millones de extranjeros censados.

A partir de esto se puede hacer una aproximación: el INE señala que, durante el año 2015, nacieron en España casi 75.000 niños y niñas con al menos un padre extranjero. La inconsistencia de esta cifra es que no recoge los nacimientos de niños de padres inmigrantes con nacionalidad española. En cualquier caso, puede servir para hacernos una idea cuál es número de españoles de origen extranjero que nacen cada año. Y comprobar que la transformación de la sociedad española es un hecho.

“La identidad no es un tótem inamovible. Va cambiando, se va adaptando. Pasa por distintas etapas”. Lo explica la socióloga Rosa Aparicio, coautora del estudio junto con Alejandro Portes.

Leer aquí el reportaje completo

“The World Is As Big Or As Small As You Make It”

10 Feb

En una escuela de Filadelfia, Pennsylvania, se ha creado un proyecto llamado “The World Is As Big Or As Small As You Make It” (“El mundo es tan pequeño o tan grande como tú quieres que sea”), en el que un grupo de niños conversan por medio de Skype con niños de otras escuelas alrededor del mundo. Las conversaciones fueron documentadas en un video.

En este documental vemos que hay diferentes temas que realmente nos hacen reflexionar, pero que hay dos temas relevantes que queremos subrayar en este blog.

  • El racismo; tal como lo explica este chico de Filadelfia, de cómo tienen que vivir con ello, ante una sociedad que criminaliza por solo el hecho de ser negro.
  • Identificación de orígenes; una situación que viene de parte de los adolescentes franceses, ya que son de diversos origenes (hijos de inmigrantes), con lo cual se ven en la necesidad de identificarse, explicarse, como la curiosidad de identificar a los que se les parecen, (ver si hay algo que comparten).

” ADOPTIVE MIGRATION”

11 Dic

Encontré este libro que para mi opinión como madre adoptiva e inmigrante, nos ofrece una mejor perspectiva de las diferencias y similitudes entre la inmigración y la adopción transrracial en España, una sociedad que le gusta poner etiquetas y dejar clara estas diferencias, entre sus hijos adoptados y los que se les parecen. Pero tarde o temprano estos dos colectivos se interrelacionaran para encontrar similitudes entre las diferencias.

RAISING LATINOS IN SPAIN (Duke, 2013)
Por: Jessaca B. Leinaweaver

Este libro se basa en investigaciones apoyadas por la National Science Foundation (2010-2014), la Fundación Wenner-Gren de Investigaciones Antropológicas, la Comisión Fulbright, y la Fundación Howard.

España tiene una de las tasas de adopción internacional más alta per cápita en el mundo. Niños adoptados internacionalmente que provienen de muchos de los mismos países de los que provienen muchos de los inmigrantes, que están transformando radicalmente la demografía española. Este estudio está basado en entrevistas con las familias adoptivas, familias migrantes, y profesionales de la adopción, Jessaca B. Leinaweaver examina las experiencias de los niños latinoamericanos adoptadas en una sociedad multiculturalizada rápidamente. Su trabajo se centra en las personas adoptadas y los inmigrantes peruanos en Madrid, pero sus conclusiones se aplican de manera más amplia, a cualquier comparación de los adoptados y los inmigrantes de un mismo país, Argumentando a favor de un análisis integrado de la migración y el parentesco, que produce nuevas ideas audaces de cómo los niños de Perú, incluidos los adoptados y los inmigrantes, llevan sus vidas en una España que cambia rápidamente, En el proceso, ella plantea importantes cuestiones sobre la nacionalidad y la identidad.

Jessaca B. Leinaweaver replantea la adopción transnacional, considerándolo como una forma de inmigración. Centrándose en España, uno de los epicentros de ambos fenómenos, que examina las nociones de cultura, la asimilación y la infancia que hacen las sociedades receptoras, tratar adoptados transnacionales e inmigrantes de manera diferente. Las implicaciones para los niños adoptados de crecer en un país que discrimina a sus compañeros inmigrantes.

¿Yo me pregunto como madre, donde situaran a mis hijos?.

Información obtenida en:

https://www.dukeupress.edu/Adoptive-Migration/index-viewby=title.html
http://www.brown.edu/academics/population-studies/research/projects/transnational-adoptees-and-migrants-peru-spain