Tag Archives: madre solo hay una

Por el día de la madre

10 May

Este 2º domingo de mayo en Perú como en muchos países del mundo se celebra el “día de la madre”, día en el que se realiza una diversidad de actos en los colegios, en las instituciones, en los organismo, etc. Toda la población se vuelca a una celebración mediática anunciándose con semanas de antelación.

Este preparativo lleno de jolgorio e ilusión no siempre cala de la misma manera a parte de la población, para muchos ese día es un día triste, donde se recuerda a la madre que se perdió, o a la madre que nunca se tuvo.

Como madre adoptiva que mantiene tradiciones de su país de origen, prescindí desde hace años el celebrar el día de la madre para mi persona (mejor dicho solo hacemos una comida familiar en fechas españolas sin caer domingo) por costumbre de mi familia política. Este año G me dijo que le dolía la fecha cercana al 2º domingo porque sabe que son fechas de celebración en el Perú, y le trae a la cabeza las preguntas de siempre. -¿Dónde está mi madre? ¿Cómo estará?

 ¿Cómo celebrar el día de la madre? Celebrar que yo he sido beneficiada por la pérdida o renuncia de otra mujer ¿me hace sentirme más madre? ¿Como puedo mirar a los ojos de mis hijos cuando ellos en su interior se tragan su perdida?

Recuerdo a mi prima (adoptada) cuando en las celebraciones familiares por el día de la madre, como en otras fiestas, ella se ponía triste y de mal humor, le dolía la barriga o la cabeza, siempre había alguna excusa para no asistir a las comidas familiares, muchos le arrastrábamos para que no se quedara sola, pero lejos de nuestra nefasta empatía, no entendíamos su dolor y eso le hacía sentirse aún mas sola.

Adjunto un video que encontre en el FB de “Nos Buscamos” Conmovedor relato de Ryan Jon, un adoptado que refleja el sentir de muchos. ¡Feliz día a las mujeres que perdieron un hijo y nunca dejaron de se madres!

https://www.facebook.com/Nos-Buscamos-274515766043858/?fref=ts

Anuncios

“Yo soy tu madre” la única que tienes.

1 May

dibujo madre

Para mi sorpresa existen muchos profesionales (de los importantes) que siguen recomendado a las familias adoptivas que “madre solo hay una” y lo máximo que se reconoce  es que existió una progenitora o una madre de la panza que no pudo hacerse cargo.

“Pero que saben ellos de lo que yo siento, que saben si no son adoptados”, esa fue la reacción de G entre lágrimas y con los puños cerrados cuando salió de una evaluación psicológica para ver si estaba preparado para el inicio de la búsqueda de sus orígenes, con tan solo 10 años, más allá de esas conclusiones de test de manual de libro, G tenía unas necesidades de saberse comprendido y acompañado en su emprendeduría sin sentirse cuestionado o des validado.  Pueda que esta búsqueda dure años  o sea más rápido de lo que nos imaginamos, pero por lo pronto estamos trabajando en las expectativas y nuestro próximo retorno al país de origen. ¿Cómo llegó G a expresar la necesidad de conocer su historia de la boca de “su madre”?, en casa esa madre siempre tuvo su lugar, nunca fue ninguneada, nunca fue criticada o juzgada, tampoco ensalzada, siempre el niño tuvo libertad de preguntar y hablar de ella. El a su corta edad se siente apenado por los demás niños adoptados como él, a quienes se les niega expresar ese sentimiento, desde el dolor de la perdida y negar la existencia de su madre biológica.

Hace poco estuvimos en casa de P donde nos comentaban sus padres adoptivos (ambos españoles) que tuvieron que cambiar de profesional supuestamente uno de los más recomendados  a nivel de España e internacionalmente, porque este le encaro al niño “que el solo tiene una madre” y que debiera estar agradecido con la situación, que fue un señor llamado juez el que así lo decidió, esto se lo decía a un niño con 7 años que vivió sus primeros años con su madre biológica en Perú y que tiene recuerdos de ella, y que no se sabe cómo llego a la situación de abandono, el niño siente que traiciona el recuerdo de esa madre y lo único que quiere es volver a verla o por lo menos saber si está viva o muerta (el mismo sentimiento de G), el trauma vivido por este niño le hace más difícil su camino, pero no imposible para esos padres adoptivos que están en el peregrinaje de profesional en profesional hasta encontrar a uno que reconozca la importancia del respeto de la madre biológica, la necesidad de relacionarse de alguna manera con su cultura de origen, buscando espejos raciales donde el pueda verse reflejado.

En la actualidad existen muchos padres adoptivos que responden esto a sus hij@s cuando les preguntan sobre sus orígenes. “debes comprender que eso pertenece al pasado” “ahora somos tu familia” “tienes la suerte de estar aquí” “debes superarlo”, O se les hace un nudo en sus estómagos cambiando el semblante de sus caras, y el/la niñ@ percibirá y se dará cuenta que es mejor estar callad@ por miedo a incomodarlos o peor aún por un sentimiento de re-abandono. No hablará nunca más de ello, e insulsamente estos padres pensaran que el/la niñ@ es feliz y lo tiene todo superado.