Yo también soy español

18 Sep

Encontré un reportaje sobre identidad de los hijos de inmigrantes nacidos en España, lo que tienen que pasar para sentirse aceptados, para luego aceptarse así mismos. Creo que es un paso paralelo a lo que sería la búsqueda de identidad en la adopción internacional, ya que de alguna manera esa base de origen primigenia ellos no la tienen, ni la reciben, con lo cual es más difícil trabajar la aceptación.

En la mayoría de países de nuestro entorno, existen ya terceras y cuartas generaciones de inmigrantes. En España el fenómeno comienza a dejarse ver. Los chicos y chicas españoles de familia inmigrante que hoy recorren la veintena, son la punta de lanza de un nuevo paisaje social, mucho más variado y diverso. Asoman ya en casi todos los segmentos y sectores de la sociedad y están poniendo patas arriba el concepto de ser español.

No existen datos exactos de cuántos hijos de inmigrantes nacidos en España hay actualmente en nuestro país. Es una cuestión delicada ya que, a todos los efectos, se trata de habitantes españoles: la estadística tendría que realizar una distinción étnica o de origen. Sí sabemos que, hoy y según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), hay en España 4,4 millones de extranjeros censados.

A partir de esto se puede hacer una aproximación: el INE señala que, durante el año 2015, nacieron en España casi 75.000 niños y niñas con al menos un padre extranjero. La inconsistencia de esta cifra es que no recoge los nacimientos de niños de padres inmigrantes con nacionalidad española. En cualquier caso, puede servir para hacernos una idea cuál es número de españoles de origen extranjero que nacen cada año. Y comprobar que la transformación de la sociedad española es un hecho.

“La identidad no es un tótem inamovible. Va cambiando, se va adaptando. Pasa por distintas etapas”. Lo explica la socióloga Rosa Aparicio, coautora del estudio junto con Alejandro Portes.

Leer aquí el reportaje completo

Arbitrariedad en las políticas de protección de menores

15 Sep

Después de la tormenta mediática desatada en los medios españoles donde unos padres de acogida pre-adoptiva, fueron obligados a entregar al niño que habían cuidado desde los 18 meses hasta los 4  años, quienes se negaban a acatar dicha resolución, apelando que la madre biológica y su “entorno desestructurado”  no era apto para criar a un niño.  Y que Juan era suyo.

Ha corrido ríos de tinta en tan solo días desde que estos padres de acogida, salieran en los medios montándose un show monumental, para que quede constancia de que se les arrebataban a quien consideraban su caramelito. Mientras la madre biológica mantenía una serenidad firme aguantando, las lluvias de injurias, críticas y acusaciones a su honor, una muchacha joven de origen de Guinea Ecuatorial de 19 años llamada María José Abeng, quien ha sufrido la desgracia de haber caído en manos de servicios sociales desde los 11 años, que a su vez a los 14 se quedó embarazada cuando aún seguía bajo la protección de dicho organismo. Que luego le quita a su hijo por no considerarla madura, para atender a su pequeño vástago, sin considerar la familia biológica inmediata.

Hace años conocí a una madre de origen Paraguayo, quien me dijo que servicios sociales le quitó a su pequeño hijo, cuando esta iba a perder ayuda económica, ya que mal vivía en un piso compartido, le dijeron que era la mejor decisión y que si ella reunía las condiciones podría volver a tenerlo, lejos de la verdad en menos de tres años el niño estaba en pre adopción en una familia de acogida, la madre sollozando me dijo que se veía obligada a firmar la renuncia por que nunca obtendría  una vivienda digna que le exigían.

Desde mi condición de inmigrante, me pregunto: ¿a cuantas madres inmigrantes se les quita sus hijos por no tener recursos o simplemente creen que no tienen habilidades parentales, por tener costumbres distintas?

Comparto las noticias más relevantes sobre el caso:

La madre del niño acogido en Sueca: “No me quitaron a mi hijo por tener mala vida. Me lo arrebataron”
Carta abierta del padre preadoptivo que tuvo que devolver a la madre biológica a su hijo de cuatro años
«Me llamo Juan, voy a Asturias con mi madre y tengo un coche de policía»

El desarraigo en la inmigración

7 Sep

Resultado de imagen de niño inmigrante

En miles de hogares latinoamericanos, donde la madre es el pilar del hogar, frente al desentendimiento de la mayoría de los hombres a sus responsabilidades, hace que ellas lo sean todo, y si ellas faltan en el hogar este se desmorona.

Manuelito hijito lindo despierta, mama se va para Europa a trabajar y poder comprarte zapatillas nuevas, mochilita, ropita, (solloza) te quiero mucho hijito lindo, obedece a tu abuelita, a tus tíos.. le lleno de besos entre lágrimas y se fue.

Manuel se queda asustado, sentado en su cama,  con un fuerte dolor en el pecho,  algo se rompía por dentro pero no sabía lo que pasaba, -mama se va con unas maletas grandes, mama se va!! Es lo único que sabía… con el pasar de los meses la dulzura del trato de la abuela se iban convirtiendo en gritos, jaloneos, bofetones; Manuelito no quería obedecer, ni hacer sus deberes, en la escuela las llamadas de atención eran constantes, no tomaba atención, no hacía las tareas, se peleaba con sus compañeritos…

El niño sufría pero nadie lo toma en cuenta, solo veían un niño rebelde a sus 6 añitos, la madre no lo tenía fácil tampoco, deambula de cuarto en cuarto de compatriotas afincados en Barcelona, quienes le van consiguiendo alguito para poder cubrir el coste de la habitación que compartía, el padre de Manuelito Fermín, había desaparecido desde el nacimiento del niño, quien solo volvió cuando el niño tenía 3 años llevándole una bolsa de pañales y leche, la madre le reprocho por su ausencia durante tantos años, pero este no tenía pensado hacerse cargo de nada, y volvió a desaparecer. Pero al enterarse que Daniela estaba en España pensó que era una buena oportunidad para que ella le mandara dinero a cuenta de mantener al niño. Y así fue, de un día para el otro, apareció en casa de la abuela, le dijo que él era el padre y era quien debería cuidarlo, la abuela no quiso soltarlo, entonces Fermín le amenazó con denunciarla con el cargo de secuestro ya que el niño era suyo y llevaba su apellido.

Manuelito en menos de un año sufre otro cambio, se va a vivir con su padre, un hombre gritón, borracho, fiestero, que a veces se pone violento, -¡Levántate! concha su mare, corre a comprarme otra chela rapidito, hoy estoy contento.. Por fin tu madre ha mandado plata. El niño sale  corriendo, con 5 soles en la mano, cuando la señora de la bodega le pregunta para quien era esa botella, el niño responde que para su padre.. La mujer se fija en el niño, sucio, mal nutrido, y despeinado, se dice a sí misma, pobre criaturita.

Los años se vinieron encima con mucha prisa para la madre, y lento para el hijo, el niño cumplía 18 años, y a sus espaldas llevaba la dura carga de haber vivido en diferentes casas como si fuera un apestado, la madre por fin pudo reagruparlo para traérselo consigo a España, preparo su habitación, con sus ropas nuevas, sus zapatos nuevos, etc. Ella se imaginaba un niño fácil, dócil, simple que obedeciera en todo.. Pero se encontró un joven desconfiado, frio, distante y con la mirada apagada…  ella también había cambiado, tenía el pelo teñido de rubio y las uñas largas, un nuevo marido y un hijo pequeño al que tenía que llamarle hermano.

 

¡Mama quiero ser rubio y blanco!

25 Ago

Hablar de diferencias raciales en el entorno inmigrante ¿es necesario?

Resultado de imagen de niños de otras razas dibujos

Al igual que en el mundo adoptivo transracial, los hijos de inmigrantes de razas minoritarias, también tienen la necesidad de fomentar su autoestima, al verse diferentes en su entorno.

El niño inmigrante a pesar de tener los referentes en casa y pueda verlo con normalidad, suele recibir otros mensajes contradictorios con el micro racismo o racismo indirecto,  aquel que se da en los medios (televisión, revistas, películas, etc.) e inclusive en la escuela, siempre muestran que los inmigrantes de razas minoritarias son los malos o los mediocres, que no saben comportarse o ubicarse en su nuevo entorno; es entonces cuando el niño recibe la información que ser inmigrante o de otra raza es sinónimo a ser malo, y surgen los problemas de autoestima..

Hace tiempo cuando hablaba con connacionales hombres (peruanos casados con europeas), estos me decían que sus hijos nacidos aquí, no querían saber nada de la cultura peruana, porque la veían como primitiva, básica, además de que en algún caso,  un padre me contaba que su hijo le decía que no le fuese a buscar a la escuela porque era demasiado peruano.  Me preguntaba que mensaje había transmitido este padre a su hijo (biracial). En caso de las madres peruanas, era más común que estas transmitieran a sus hijos el amor a sus orígenes y los niños  lo aceptaran con normalidad.

Por ello creo que es básico asumir este tema en la mesa y dejar claro los valores de cada persona sin importar la raza y el origen.

Historias que inspiran

16 Ago

Campbell Walker Fields, es un cantante talentoso afroamericano de 14 años de edad, que toca el piano y canta de maravilla. Tanto es así que se presentó al concurso “America´s Got Talent” alentado por sus dos padres adoptivos, en la que expresó su deseo desde siempre: “el conocer a su madre biológica”, cantaría con todas sus fuerzas para que su madre pudiera entender cómo de fuertes eran sus ganas por conocerla…
Escribió esta canción para que ella entendiera que su decisión fue dura pero acertada. Quería hacerla feliz con su canto. En la canción cuenta que la estuvo esperando toda su vida, y que la amó durante miles de años, y que la amaría por otros miles de años.

Información obtenida en: paraloscuriosos

Es tan importante empoderar a nuestros hijos, como dejarles la libertad de expresar sus sentimientos.. Todo esto junto, será una combinación que les ayude a liberarse en el camino.

EL Cajón Flamenco es AFRO-PERUANO ¿apropiación cultural?

30 Jul

Hablando de apropiación cultural, en uno de los foros al cual estoy enganchada, me acordaba de que uno de los instrumentos más simbólicos del flamenco español es afro-peruano, y son pocos los artistas flamencos que hacen dicha referencia y aún menos sus seguidores saben algo del origen de dicho instrumento. Esta falta de reconocimiento hace que diversos artistas afroperuanos tengan que hacer una reivindicación en sus presentaciones en España, en la que pocos españoles asisten.

Historia del cajón Peruano:

Lo que está claro de este debate es que el origen ancestral del instrumento hay que buscarlo en los esclavos africanos y en las privaciones que en la peculiar geografía costera del Perú vivieron, donde no abundan precisamente las maderas y parches con que reconstruir los tambores que sonaban en su inconsciente colectivo. En el Perú colonial del siglo XVII se llegó incluso a promulgar un edicto que prohibía el uso de tambores y la ejecución del panalivio, una forma de canto y danza popular de la época, que denunciaba el maltrato a los negros.

Según el folklorista argentino Carlos Castro, “los africanos en el Perú durante los siglos XVIII y XIX, especialmente los de la costa del Pacífico, usaban también para sus fiestas de tambor, los cajones de fruta y otros alimentos que encontraban en desuso en los puertos, principalmente el puerto de El Callao. Y que los cajones originales fueron eso, simples cajones de embalaje a los cuales se les desclavaba una tabla para producir más vibración de la madera al ser percutida”. Los escasos cronistas de la era colonial que describen la música peruana popular hablan de tambores, vihuelas y guitarras, incluso de “calabazas”, pero aún no mencionaban al cajón. Sin embargo, describen otras variedades de ingeniosos instrumentos de acompañamiento, como los tamboretes (un pedazo cuadrado de madera cepillada, sobre cuatro soportes, como una mesa pequeña) y los tambores hechos de troncos de árboles huecos y cortados de diferentes alturas, que se pulían y cubrían en uno y otro extremo, con piel de animales. Nicomedes Santa Cruz, glosador del sonido del instrumento, alega otro posible origen derivado del par de cántaros cónicos de cerámica, o botijas, que se usaban antiguamente para acompañar la zamacueca, género antecesor de la marinera, “buque insignia” del folklore nacional peruano. La boca de los cántaros solía recubrirse de parches de piel de burro. La botija más grave se llamada llamador y la otra, destinada a la improvisación de ritmos más atrevidos, repicador.

¿Cómo llego a España?

Lo trajo Paco de Lucía del Perú en los 70 y rápidamente adquirió carta de nacionalidad en el estilo a manos del percusionista Rubén Damtas. Seguramente Paco de Lucía quedó subyugado no sólo por el sonido que oyó extraerle de manos de los criollos peruanos, sino de sus posibilidades como sustituto y refuerzo de las únicas percusiones que hasta entonces admitía el género: las palmas, el taconeo o el repique ocasional en el lomo u otras partes de la guitarra. Cierto es que algún palo del cante flamenco, concretamente el martinete, se acompañaba antiguamente a golpe de martillo y yunque en las fraguas andaluzas, y que es bastante habitual que el cantante huérfano de otro acompañamiento mejor utilice los dedos y nudillos para sentar el patrón rítmico golpeando la tabla de una mesa. Pero hasta entonces, los intentos de dotar al flamenco de un instrumental de percusio habían sido meros ensayos sin solución de continuidad.

Fuentes:
http://joss-percusion.jimdo.com/2011/02/05/historia-del-caj%C3%B3n-flamenco/ http://cajonflamencofelipebueno.es.tl/HISTORIA-DEL-CAJON.htm

La choledad en el Perú

27 Jun

“Lo cholo, la choledad, es una fortaleza, un recurso, un capítulo de nuestra historia que debemos atrevernos a reconocer”.

Perú es un país que alberga diversas etnias, razas y grupos culturales debido a la influencia de la época de la conquista y colonización, los grupos étnicos presentes en la actualidad lo constituyen los mestizos en un 37%, un 45% de amerindios, 15% blancos y en menor medida un 3% de negros y asiáticos. Proporción en la que nunca se ha perdido “el privilegio del blanco” asociado a las clases sociales tan marcadas que están por encima del resto de la población.

El Perú posee una de las sociedades mestizas más tramoyistas de américa del sur, que esconde  sus orígenes amerindios, intentando sacar a flote el rebuscado gen caucásico enterrado y entremezclado con otras razas que se han venido incorporando entre tantas generaciones. como los años que llevamos de independencia como república. No somos capaces de valorar nuestra choledad con dignidad, nos miramos al espejo intentando identificarnos con los estereotipos que la televisión peruana nos vende, gamas de marrones como ellos mismo lo llaman, marrones blancones, con ojos claros, chicas con curvas y cabellos ondulados, blancos rubios de ojos verdes, pero ¿dónde está el verdadero indígena? el cholo pelo pincho de caja torácica amplia.

He experimentado como inmigrante en España el amargo sabor de la discriminación cultural y xenofobia, no lo justifico, pero creo que es un baño realista y necesario para todos aquellos que han vivido el privilegio de creerse blancos en el Perú, y haber discriminado a alguien por su color de piel, su rasgos marcados o sus origenes serranos. etc.

Les dejo un reporjaje muy interesante:

LOS MARRONES? ¿QUIÉNES SON LOS MARRONES?

Bajo la pretendida mofa de la palabra marrón, se yergue la rotunda discriminación que denuncia el vídeo que se comenta, discriminación hacia la realidad y la vigencia de la hoy llamada población marrón. Población de origen andino o yunga o mochica o tallán o amazonense, que sin embargo es tan real, como la población negra de Harlem, de Lousiana, de Brasil, etc; a quienes no por vestir a la occidental, hablar inglés o portugués, hemos de motejar a la fuerza como “mestizos”, contra su derecho a tener su propia identidad.

Seguir Leyendo

ANDREA CELESTE

20 Jun

Quien no recuerda esta telenovela argentina que se emitió en el año 1979, una telenovela que hizo estremecer y llorar a toda una generación, transmitida en muchos países de Latinoamérica, nos hizo reflexionar ya desde niños esa necesidad de la búsqueda de los orígenes, nos hizo comprender la importancia de mantener los sueños vivos para no desfallecer..

les dejo el ultimo capítulo que lloramos mares y mares de lágrimas:

Andrea Celeste o simplemente “Celeste” como todos la llaman es una niña huérfana de 11 años que creció en un orfanato a lado de su madrina quien la quería mucho, antes de morir le confiesa que su madre está viva pero que no sabe dónde está, entonces la pequeña se da a la tarea de encontrarla, un día Celeste es adoptada por Don Eduardo Arosamena un buen hombre quien adopta a la niña para que esta le alegre la vida a su hija Liliana a la que todos llaman de cariño “Lili”, sin embargo esta la ve como una intrusa en su vida y aconsejada por su perversa institutriz se encargaran de hacerle la vida imposible a Celeste para que esta termine por irse, en la casa Celeste encontrara también grandes amigos como Irma la sirvienta quien en secreto está enamorada de Emilio el hijo mayor de Eduardo, entonces Celeste le ayudara a realizar su sueño ya que la chica quien es muy lista se da cuenta que al joven no le es tan indiferente Irma, para esto Celeste tiene que espantar a la novia de este Elena quien solo quiere atrapar a Emilio para quedarse con su dinero, al igual que su madre Enriqueta quien resulta ser la novia de Don Eduardo, al cual Celeste también ayudara a encontrar el verdadero amor en Laura una mujer misteriosa pero dulce y amable que llegó a trabajar al orfanato el mismo día que Celeste lo dejó, con quien tiene una gran amistad y quien resultara ser ni más ni menos que su madre perdida quien resulta llamarse en realidad María Luisa, todo esto lo hará aconsejada y ayudada por su fiel Ángel de la Guarda y el padre Daniel.

Adopciones ILEGALES en el PERÚ “El reencuentro” (Segunda parte)

13 Jun

¿Cómo reacciona una madre adoptiva ante la aplastante realidad, de enterarse  de que su proceso de adopción fue todo un fraude? de que su hija adoptiva fue producto del tráfico de menores, a la que robaron a una pobre mujer con engaños y mentiras, que lo que pago a esa agencia de adopciones (un precio excesivo) no le otorgó un proceso transparente.

¿Esta  carta es suficiente consuelo para una humilde madre biológica, a la que le robaron más de 23 años de su vida?

(Carta de Brigitte a Cristina Cahuas).

“Me dirijo a usted, Cristina, su madre biológica, porque comprendo lo que siente. No puedo imaginarme el hecho de que me quiten a Celine. ¡Cómo hubiéramos podido vivir sin ella, que nos trae tanta alegría! Le puedo asegurar que si hubiéramos sabido que esta adopción se originó con el robo de un bebé, nunca jamás hubiéramos aceptado porque para nosotros eso es un crimen. Usted ha sufrido durante 23 años y sé que para usted y su marido debe ser un milagro reencontrarse con su hija.
Tendremos que aprender a compartir a nuestra Celine Doris y os puedo asegurar que no es un problema para nosotros: lo que siempre hemos querido es la felicidad de Celine y pienso que ella es aún más feliz hoy (…) Hoy
somos
dos mamás un poco trastornadas, pero lo que importa es nuestra hija, que nos necesita a las dos”.

Historia:

Vivió creyendo que la abandonaron y ahora descubre que la hurtaron y fue vendida al extranjero.

  1. EMBARAZO INOPORTUNO. Cristina Cahuas Solís, de 23 años, se entera de que está embarazada por segunda vez. La tía, dueña de la casa donde vive, le advierte: “A esta casa no me vas a traer otro hijo”.
  2. TRAFICANTES AL ACECHO. Desespeada, se topa con un volante de la institución benéfica San Benito de Palermo de la familia Alcócer que ofrece ayuda a futuras madres desamparadas. Cristina acude en busca de apoyo.

NACE DORIS/CELINE. A punto de alumbrar, Cristina llama a la señora Luz Sánchez de Alcócer, quien la lleva a una clínica. Da a luz a una niña el 14 de julio y le pone de nombre Doris por Dora, la hija de la señora Alcócer.

EL ENGAÑO PARA QUEDARSE CON LA BEBÉ. La señora Alcócer le dice que vaya tranquila a su casa que ellos cuidarían a su bebé. Sánchez de Alcócer le hace firmar un papel en blanco, que más tade sería el acta de abandono.

CONTACTO CON LOS ALCÓCER. Brigitte y Jean Marc Giraud, franceses, acuden a la agencia “Rayo de Sol del Niño Extranjero” en busca del hijo que no pueden tener. A través de ésta, que es lícita, contactan con la familia Alcócer.

DE PARÍS A LIMA POR UN BEBÉ. Para buscar a su futura hija, Brigitte y Jean Marc pagaron más de tres mil dólares para los gastos de parto de la madre, más 900 dólares al mes por el alquiler de un departamento hasta reunirse con la bebé.

El proceso de adopción fue legal, más no la obtención de la bebé por parte de los Alcócer.

LOS RAPTORES SE ESFUMAN. Cristina, su madre biológica, luego de ir repetidas veces en busca de su hija, pierde todo rastro de los Alcócer.

NO ES LA ÚNICA VÍCTIMA. Al no encontrar respuesta, Cristina acude a la policía. Allí se entera de que otras 23 madres están en la misma situación.

  1. DORIS/CELINE QUIERE CONOCER SU ORIGEN. Con el nacimiento de su hija, Lisa, le intriga su procedencia y después de mucho andar logra ponerse en contancto con su familia biológica.

EL REENCUENTRO Y LA IMPUNIDAD. Doris/Celine viaja a Lima y por fin conoce a su familia biológica. Los Alcócer fueron sentenciados en 1984 a 25 años, sin embargo después de tan solo dos días salieron en libertad.

 

Seguir leyendo “El reencuentro

 

Adopciones ILEGALES en el PERÚ (años oscuros en las adopciones peruanas)

10 Jun

Hace 26 años en el Perú, se realizaron más de 4.000 adopciones internacionales en tan solo 4 años, de las cuales se sospechan que más de la mitad fueron ilegales. Entre los años  1989 y 1991 se pusieron al descubierto una de las redes más oscuras de la trama de tráfico de menores en el Perú. 30 Jueces cómplices con abogados de reconocidos bufetes de Lima capital, realizaron más de 800 adopciones internacionales, en la que se ofrecían niños de 0 a 3 años por 10.000 dólares, según la demanda de las familias extranjeras que venían atraídos como moscas a la miel desde los EEUU, Canadá, Italia, Francia, etc. para acceder a uno de estos menores, los niños se ofrecían por catálogo en los salones de uno de los lujoso hoteles de la época el “Apart Hotel Suite Service”. Esta mafia contaba con la complicidad de clínicas privadas, albergues infantiles de ONG americanas y europeas. Donde captaban a mujeres jóvenes embarazadas con problemas económicos  para luego hacerse con sus recién nacidos, niños robados a sus madres en las inmediaciones de los mercados de la capital peruana, como en el interior del país.

Luego en el año 1992 el abogado norteamericano James Patrick Hamel Gagel, fue  detenido como presunto cabecilla de una red especializada en la compraventa de 600 niños peruanos para adopción internacional en la que cobran entre 15.000 y 20.000 dólares, dicho abogado fue puesto en libertad como el resto de sus cómplices.

Uno de los casos más sonados fue el de Céline Giraud (nacida el 14 de julio de 1980), víctima de la mafia de traficantes ya que fue arrebatada de su madre biológica por la institución benéfica San Benito de Palermo en San Isidro, dirigida por la familia Alcócer Sánchez (quienes nunca pagaron sus delitos), Celine fue adoptada por una familia francesa a los pocos meses de nacida, que gracias a su experiencia Céline Giraud formó la  asociación francesa La voix des adoptés” (la voz de los adoptados) en el 2005.

En el libro de José Manuel Martín Niños de repuesto: tráfico de menores y comercio de órganos  hace mención de todas las informaciones de las redes de tráfico de menores sucedidas Latinoamérica a finales de la década de los 80 y principios de los 90,  donde se mezcla con otra lacra aun peor, el tráfico de órganos provenientes de niños  de Brasil, Perú, México y Colombia, muchos de ellos fueron aparentemente adoptados por extranjeros para luego extraerles sus órganos vitales y terminar en una fosa común.

Hoy muchas madres biológicas están buscando a esos niños que les arrebataron con mentiras, contando sus historias donde se vislumbra que no fueron procesos legales, muchas de ellas solo saben que fueron dados a parejas extranjeras.

 

Informacion obtenida en:
El Pais
Niños de Repuesto
Andina