Amor de tía, amor de madre

4 Ago

amor de tia

Hace más de 24 años experimente lo que era ser tía por primera vez, acompañe a mi hermana durante su embarazo, miraba con asombro como crecía su pancita, como se movía ese bebe que venía en camino, compartíamos miedos e incertidumbres de cómo lo cuidaríamos, ya que mi hermana aún vivía en casa de nuestros padres mientras terminaba la universidad.  Yo cursaba la mitad de carrera, y para mí el experimentar esa nueva forma de amor fue algo maravilloso, tuve la suerte de que mi hermana me dejara participar de su vida, de manera cercana e intensa junto a mis sobrinos, lo que me preparo para desenvolverme en el papel que la vida me tenía reservado.

El ser tía me enseño a que “el poseer” debiera quedarme lejano, que soy un medio, una solución temporal o de larga duración, pero para mí esta forma de entrega me preparo para ejercer como madre adoptiva, de una manera libre sin ataduras, dejar que fluya el amor de manera natural, que los niños sean libres de sentir.  Ellos saben que tienen su madre, que sea cual fuese la situación, ella existe y tiene un sitio en sus vidas, como el debido respeto en la mía.  Yo soy una segunda madre (una forma de posicionarme) o simplemente soy la compañera de aventuras de sus vidas, como dice mi mayor, “su sancho panza”, esa persona que está a su lado siempre, la que le espera de sus idas y venidas, pero que no le acongoja ni le presiona. Estoy segura que esta forma de amor que creció en mi hace 24 años, me preparo para el amor que hoy experimento con mis hijos, un amor libre, sin necesidad de posesión, sin temor de que mis hijos amen a sus madres, ya que ese amor significa amarse a sí mismos, lo que son, de donde vienen, lo que significan.

 

Desde mi privilegio “la primavera racial en el Perú”

26 Jul

Resultado de imagen para racismo en el peru

Quiero hacer un stop para hacer una reflexión sobre “la primavera racial en el Perú” Esta lucha contra toda forma de discriminación y racismo que se ejerce en el país. La que ya era hora de poner fin, para  generar un cambio en una sociedad que debiera ser igualitaria. El Racismo en el Perú se hizo institucional desde la época de la colonia hasta nuestra actualidad, siendo incapaces de parar y reparar en nuestra forma de relacionarnos. Para desaprender, debiéramos iniciar un ejercicio de introspección, de las veces en la que lo hemos ejercido;  y no valen excusas como “que conmigo también lo fueron”. Creo que va más allá de una simple reflexión, para mí es un acto de humildad, es una meditación de larga duración en la que debiéramos considerar las situaciones de privilegio, que nos llevó a pensar que estábamos por encima de los demás.

A que me refiero con eso del privilegio. Por ejemplo, los que somos mestizos blancos en el Perú, de por sí hemos vivido situaciones de privilegio sea cual sea nuestra situación socioeconómica, en el colegio, en el trabajo, o para entrar a una discoteca o zona de ocio; ya que se nos consideraba “que teníamos muy buena presencia” una forma descarada de seleccionar a los que tenían facciones más amerindias o afrodesendientes para su rechazo. Otra manera de favorecerse de estos provilegios, era pasar una preselección para un puesto de trabajo o para ingresar algún club social, y por tener un apellido extranjero de difícil pronunciación era mas sencillo, mientras los apellidos indigenas de origen quechua o aymara eran revisados hasta con lupa. También el favoritismo que existe al pertenecer a ciertos barrios,  generan privilegios frente a los que proceden de zonas populares, consideradas marginales; aunque ambos hayan realizado estudios en la misma universidad, la brecha es inevitable. Si tuviéramos que hacer un listado de privilegios nos quedaríamos cortos en este breve artículo.

Por ello mismo, invito a los que dicen que “No son racistas”, o no creen que haya racismo en el Perú, a que realicen este acto de introspección, de esos privilegios que les ha hecho la vida más cómoda, y se pongan en los zapatos de los que lo han sufrido constantemente, y seamos capaces de sumarnos en esta lucha.

 

De vuelta a nuestras raíces

22 Jul

Resultado de imagen para aventuras en avion + dibujo

Como en casi todos los preparativos de viaje de vacaciones, se suman a nuestras maletas emociones intensas, entre expectativas e incertidumbres. Nosotros como toda familia inmigrante, volveremos a nuestro país de origen, un viaje esperado y preparado desde hace mucho tiempo; y a pocos días de nuestra partida, comenzamos a experimentar un vértigo de emociones.

Para mis hijos, estas emociones se les denotan a flor de piel,  unas veces haciéndose muchas preguntas sobre sus orígenes biológicos, otras de solo el querer verse reflejados entre más niños como ellos, o el querer vivir experiencias en zonas donde hubieran crecido si no hubieran sido adoptados. La pequeña llevara consigo su vestido brilli-brilli para poder estar guapa para el encuentro con la madre social. Mientras mi mayor tiene una mochila llena de preguntas, las que me imagino que solo saciará, cuando escuche de viva voz a su madre biológica, sus razones. Mi madre volverá después de muchos años a su pueblo natal, en los andes ayacuchanos, para despedirse de su casa y recuerdos, por ser un viaje complicado donde la travesía de por sí, ya es una aventura.

“Volver al país de origen, no siempre es volver a casa” muchas veces te sientes un extraño rodeado de caras conocidas. Sentimientos que compartimos los inmigrantes con la adopción internacional.

Depredador es depredador

21 Jun

Imagen vía La Mula

Tengo que volver para zanjar un asunto familiar, pero no tengo suficiente dinero para comprar mi billete. También he pensado que puedo hacerlo de manera virtual juntando a la familia… pero la verdad no sé cómo hacerlo. Explicaba Ricardo a su madre, mientras ella en su habitual conversación con su hijo, al que a veces pareciera que se le fuera la olla, entre tanto meditar y profundizar en los temas; de repente se le pusieran los vellos de punta, porque sentía que habría algo más profundo en aquella conversación.

¿Qué es lo que tienes que zanjar, hijo?

-Hay algo, del que ya estoy preparado para hablar, pero la familia tiene que saberlo.

¿Qué es lo que pasa Ricardo? -Replica la madre en tono más serio.

Ricardo suspira profundo y con la voz clara responde  -Fui objeto de violaciones cuando era pequeño, por alguien muy cercano a nosotros… (Pausa un silencio y continua) era muy pequeño y yo solo pensaba en jugar…

En ese instante Carolina, sentía como el estómago se le volteaba de golpe, el corazón se le salía por la boca, la voz se le entrecortaba. Y solo en su cabeza se le venía; -en qué momento!! En qué momento!! Segundos de silencio, seguidos de un dolor amargo que empezaban a enmarañar todo su cuerpo.

¿Cuándo fue hijito? ¿Quién fue? ¿Cuándo me vine? -Carolina preguntaba con desespero, había inmigrado a España para tratar a su hijo pequeño, y dejo a su hijo mayor al cuidado de sus padres, parecía que todo era seguro, parecía un entorno saludable; pero no fue así. El depredador estaba entre ellos, alguien joven con el que Carolina había crecido, mejor dicho había visto crecer.

Hace unos años, el investigador Jaris Mujica presentó el informe Las violaciones sexuales en el Perú, que es un estudio que registra la problemática sobre la violencia sexual en nuestro país, en los primeros 10 años de este nuevo siglo.

Las cifras que arrojó el informe de Mujica fue que, en 10 años, se registraron 68 mil violaciones. Este número se basa en la cantidad de abusos denunciados. Solo los denunciados.

De acuerdo con la web Infos, que en el 2011 amplió el tema sobre los abusos sexuales en el Perú, la cifra es aún mayor puesto que hay muchos más casos que no son denunciados por miedo de la víctima. Aun así, si sacamos cuenta de las personas violadas cada día, el número sigue siendo abrumador.

“Esto quiere decir que, diariamente, 20 personas son violadas al día en el Perú”.

“De todos los casos, en un abrumador 93% de casos, las víctimas fueron mujeres”.

“Y eso que estamos hablando de los casos que efectivamente llegaron a denunciarse”.

“Como en todo tema social sensible, las estadísticas solo son la punta de iceberg y existe una cifra oculta“.

“Podríamos decir que hay un sub-registro de violaciones en el Perú —nos dice Jaime Jiménez, médico siquiatra y asesor en salud mental del MINSA—. La violación existe en todos los estratos sociales y a todo nivel, lo que pasa es que muchas veces se esconde, no se informa”

Podemos seguir leyendo en ¿Realmente somos un país de violadores?

Depredador es depredador, no lo ocultes, no te calles, denuncialo!!

Por el día de la madre

10 May

Este 2º domingo de mayo en Perú como en muchos países del mundo se celebra el “día de la madre”, día en el que se realiza una diversidad de actos en los colegios, en las instituciones, en los organismo, etc. Toda la población se vuelca a una celebración mediática anunciándose con semanas de antelación.

Este preparativo lleno de jolgorio e ilusión no siempre cala de la misma manera a parte de la población, para muchos ese día es un día triste, donde se recuerda a la madre que se perdió, o a la madre que nunca se tuvo.

Como madre adoptiva que mantiene tradiciones de su país de origen, prescindí desde hace años el celebrar el día de la madre para mi persona (mejor dicho solo hacemos una comida familiar en fechas españolas sin caer domingo) por costumbre de mi familia política. Este año G me dijo que le dolía la fecha cercana al 2º domingo porque sabe que son fechas de celebración en el Perú, y le trae a la cabeza las preguntas de siempre. -¿Dónde está mi madre? ¿Cómo estará?

 ¿Cómo celebrar el día de la madre? Celebrar que yo he sido beneficiada por la pérdida o renuncia de otra mujer ¿me hace sentirme más madre? ¿Como puedo mirar a los ojos de mis hijos cuando ellos en su interior se tragan su perdida?

Recuerdo a mi prima (adoptada) cuando en las celebraciones familiares por el día de la madre, como en otras fiestas, ella se ponía triste y de mal humor, le dolía la barriga o la cabeza, siempre había alguna excusa para no asistir a las comidas familiares, muchos le arrastrábamos para que no se quedara sola, pero lejos de nuestra nefasta empatía, no entendíamos su dolor y eso le hacía sentirse aún mas sola.

Adjunto un video que encontre en el FB de “Nos Buscamos” Conmovedor relato de Ryan Jon, un adoptado que refleja el sentir de muchos. ¡Feliz día a las mujeres que perdieron un hijo y nunca dejaron de se madres!

https://www.facebook.com/Nos-Buscamos-274515766043858/?fref=ts

“Yo soy tu madre” la única que tienes.

1 May

dibujo madre

Para mi sorpresa existen muchos profesionales (de los importantes) que siguen recomendado a las familias adoptivas que “madre solo hay una” y lo máximo que se reconoce  es que existió una progenitora o una madre de la panza que no pudo hacerse cargo.

“Pero que saben ellos de lo que yo siento, que saben si no son adoptados”, esa fue la reacción de G entre lágrimas y con los puños cerrados cuando salió de una evaluación psicológica para ver si estaba preparado para el inicio de la búsqueda de sus orígenes, con tan solo 10 años, más allá de esas conclusiones de test de manual de libro, G tenía unas necesidades de saberse comprendido y acompañado en su emprendeduría sin sentirse cuestionado o des validado.  Pueda que esta búsqueda dure años  o sea más rápido de lo que nos imaginamos, pero por lo pronto estamos trabajando en las expectativas y nuestro próximo retorno al país de origen. ¿Cómo llegó G a expresar la necesidad de conocer su historia de la boca de “su madre”?, en casa esa madre siempre tuvo su lugar, nunca fue ninguneada, nunca fue criticada o juzgada, tampoco ensalzada, siempre el niño tuvo libertad de preguntar y hablar de ella. El a su corta edad se siente apenado por los demás niños adoptados como él, a quienes se les niega expresar ese sentimiento, desde el dolor de la perdida y negar la existencia de su madre biológica.

Hace poco estuvimos en casa de P donde nos comentaban sus padres adoptivos (ambos españoles) que tuvieron que cambiar de profesional supuestamente uno de los más recomendados  a nivel de España e internacionalmente, porque este le encaro al niño “que el solo tiene una madre” y que debiera estar agradecido con la situación, que fue un señor llamado juez el que así lo decidió, esto se lo decía a un niño con 7 años que vivió sus primeros años con su madre biológica en Perú y que tiene recuerdos de ella, y que no se sabe cómo llego a la situación de abandono, el niño siente que traiciona el recuerdo de esa madre y lo único que quiere es volver a verla o por lo menos saber si está viva o muerta (el mismo sentimiento de G), el trauma vivido por este niño le hace más difícil su camino, pero no imposible para esos padres adoptivos que están en el peregrinaje de profesional en profesional hasta encontrar a uno que reconozca la importancia del respeto de la madre biológica, la necesidad de relacionarse de alguna manera con su cultura de origen, buscando espejos raciales donde el pueda verse reflejado.

En la actualidad existen muchos padres adoptivos que responden esto a sus hij@s cuando les preguntan sobre sus orígenes. “debes comprender que eso pertenece al pasado” “ahora somos tu familia” “tienes la suerte de estar aquí” “debes superarlo”, O se les hace un nudo en sus estómagos cambiando el semblante de sus caras, y el/la niñ@ percibirá y se dará cuenta que es mejor estar callad@ por miedo a incomodarlos o peor aún por un sentimiento de re-abandono. No hablará nunca más de ello, e insulsamente estos padres pensaran que el/la niñ@ es feliz y lo tiene todo superado.

La lengua originaria ¿es mi legado?

26 Abr

Resultado de imagen de el quechua

En estos últimos años se han venido revindicando las lenguas originarias en el Perú, devolviéndoles el valor histórico a las que se habían sometido durante siglos bajo la lengua colonial, sumidas en reductos de las diversas escuelas de provincianas, donde el material didáctico es escaso y de baja calidad, con contenidos justos para el desarrollo y competitividad del estudiante provinciano con respecto al resto del país.

En el mundo adoptivo internacional se discute mucho sobre el valor de mantener las lenguas de origen de sus hijos adoptados de países diversos en vías de desarrollo, he visto unos cuantos reportajes de jóvenes y adultos adoptados peruanos que han vuelto al país a buscar sus orígenes, quienes se han encontrado que sus padres biológicos solo hablaban el quechua, necesitaron dos traductores para poder entenderse con pocas palabras…. Cuanto se pierde en el camino en ese primer contacto.

En nuestro caso “el quechua fue nuestra lengua materna” la cual fuimos obligadas a olvidarlo con mi hermana, porque nuestro entorno arequipeño (colonial) podría discriminarnos por nuestros orígenes indígenas que llevábamos encubierto bajo nuestra piel clara, y hoy lejos de mi país, es donde me nace el sentido de pertenencia, he revindicando mi lengua materna “el quechua” en mi día a día con la ayuda de mi madre para reaprender lo que ya daba por olvidado.

“Madre solo hay Una” (cine-adopción)

30 Mar

Este fin de semana, tuve la oportunidad de ver una película brasilera que trataba sobre las consecuencias psicológicas en las personas robadas, del cómo deben integrar una nueva identidad (la original) y adaptarla a lo que ya estaba aprendido o habituado..

Título de la película: “Mae só ha uma”
País: Brasil
Dirigida por. Anna Muylaert
Estreno en España 02/12/2016

Pierre, un joven adolescente con dudas respecto a su identidad de género siente que su vida se irrumpe con la detención de la que creía que era su madre hasta ese entonces, sus padres biológicos nunca renunciaron a su búsqueda y dieron con él, mediante investigadores privados. Su hermana pequeña también fue otra víctima de robo de bebés, ambos no sospecharon en lo mínimo que la mujer que los criaba podría ser su secuestradora.

Las vidas de uno y otro cambian de manera abrupta, aunque el intento de la tía (prima de la secuestradora) y la psicóloga de asuntos sociales hicieran lo posible para prepararlos para el regreso a sus familias de origen. Vemos como los padres biológicos llenos de alegría e ilusión de pronto quieren recuperar los años no vividos con sus hijos robados. Pierre que realmente se llama Felipe, se siente abrumado por todo lo que se le viene encima, un cambio de estatus social, verse reflejado en sus parientes quienes buscan el parecido, un hermano pequeño que ha tenido que sobrevivir a la perdida y la búsqueda de los padres, una madre que está encima de él todo el rato, un padre al que le gusta el futbol y los bolos.

¿Racismo en el mundo transracial adoptivo?

25 Mar

Resultado de imagen de racismo en niños

Hace tiempo que quería escribir sobre este tema “El Racismo en el mundo transracial adoptivo en España”, después de haber discutido hasta el cansancio en foros, charlas, encuentros, coloquios, incluso haber leído noticias en los medios de comunicación, donde padres blancos alzan su voz, para que la sociedad española sea consciente del racismo y el micro racismo que sus hijos (no blancos) sufren día a día en las escuelas, y fuera de ellas. No deja de asombrarme que este frente contra el racismo, no se tome en cuenta su referente más cercano que es “LA INMIGRACIÓN”.

Parece ser que muchos padres de este colectivo, no desea que sus hijos sean confundidos con los hijos de inmigrantes, ya que “No son lo mismo” ¿Clasismo? ¿Xenofobia? Racismo!!!  No lo se… Pero está claro que muchos no quieren que se les junten en el mismo saco, he sido testigo en un par de coloquios donde madres adoptivas decían que los peinaban así o los vestían asá para que sus retoños no parezcan inmigrantes, que si no encontraban referentes decentes, porque los negros que conocían recogían fruta o buscaban en la basura, que si solo conocían señoras de la limpieza sudamericanas. Si realmente quieren hacer una lucha contra el racismo tienen que mirarse dentro de casa, el cómo se expresan hacia aquellos que se les parecen a sus hijos.

En las últimas charlas a la que he asistido sobre racismo e identidad en el mundo adoptivo transracial, un porcentaje alto de profesionales que las dan son blancos (80%), un par de adoptadas adultas transraciales, pero  solo una vez asistí a un coloquio donde dos jóvenes inmigrantes explicaban sus experiencias; los dos llegaron a España menores de edad, los dos vivieron en centros de acogida, los dos tuvieron que “adaptarse” y vencer barreras  como los estereotipos al que ya estaban encasillados.

Creo que hay mucho por trabajar aun dentro de las propias familias, mirar con una óptica distinta, donde la inmigración también puede aportar en el mundo transracial adoptivo.

DE SER COMO SOY, ME ALEGRO.. (Nicómedes Santa Cruz)

22 Mar

 

Resultado de imagen de fotos de nicomedes santacruz

De ser como soy, me alegro,
ignorante es quien critica.
Que mi color sea negro
eso a nadie perjudica.

En medio de mi pobreza
vivo en forma muy decente,
ni al amigo ni al pariente
pido ayuda en mi tristeza.
Si es orgullo o si es torpeza
mi modo de ser celebro:
Lo tomado lo reintegro,
pago favor con favor,
y si negro es mi color
de ser como soy, me alegro.

Dentro de mi rectitud
tengo un corazón muy grande,
sirvo a cualquiera que mande
si al mandar tiene virtud.
¿Verán en mí, esclavitud
porque sirvo a gente rica?
Yo respondo a quien se ubica
al centro del subibaja:
Si es esclavo el que trabaja
ignorante es quien crítica.

Miro con gran displicencia
a quien ponga mala traza
porque le asuste mi raza
o le asombre mi presencia.
Y si alguno en su insolencia
me compara con un cuervo
tal injuria desintegro
con esta frase tan corta:
¡Si no molesto, qué importa
que mi color sea negro…!

Ni el color ni la estatura
determinan el sentir,
yo he visto blancos mentir
cual menguada y vil criatura.
Por esto, mi conjetura
no es dogma que se complica.
Muy claramente se explica
que, viviendo con honor,
nacer de cualquier color,
eso a nadie perjudica.
Autor: Nicómedes Santa Cruz (Perú, 14 de agosto de 1949)